Histórico: un alemán se convirtió en el primer tenista en competir con barbijo por el coronavirus

Si bien fue en el marco de un torneo amistoso celebrado en Alemania, Benjamin Hassan optó por protegerse de esta manera y anticiparse así a lo que podría ser el futuro de la competencia profesional.

Aún condicionado por las consecuencias de la crisis del coronavirus y sometido por las precauciones sanitarias exigidas, el tenis se asoma a las pistas, paso previo a la idea de vuelta a la competición. Ha sido en Alemania, en el recinto de la Academia de Tenis Base de Hoehr-Grenzhausen, cerca de Coblenza, donde han sido puestos en escena unos cuantos partidos de exhibición.

Sin público, sin jueces de línea, sin recogepelotas. Solo los dos jugadores y el árbitro principal han podido estar en la pista cubierta de tierra batida. Ocho jugadores, ninguno incluido entre los cien primeros del ránking ATP, forman parte del cartel de este evento que echó a andar este viernes y que va a proseguir el 7 y también el 14 de mayo, en este mismo escenario.

No es oficial. Tampoco computan los triunfos. Pero es un paso al frente hacia la normalidad. Un desafío al virus.

Lo más destacado se vivió este sábado, cuando fue el turno del alemán Benjamin Hassan, actual 354 del ranking mundial, quien decidió jugar su encuentro con barbijo. Es así que el joven de 25 años se convirtió en el primero de su clase en adoptar el tapabocas para realizar deporte.

Por su parte, Dustin Brown, recordado por su victoria ante Rafael Nadal en la segunda ronda del torneo de Wimbledon hace cinco años, fue la cabeza visible del inicio de esta competencia al vencer a su compatriota Corentin Schmitz. No hubo apretones de mano, ni felicitaciones. Ni auxiliares de los jugadores, que manejaron sus propias toallas y llevaron la bebida y la fruta con la que recuperan energía en cada cambio de zona. El desinfectante estaba por todas partes.

“Fue complicado porque es difícil motivarte cuando no hay una fecha para regresar a las pistas. Pero bueno, hace dos semanas ni siquiera estar en una cancha estaba entre los planes. Creo que todos los que hemos participado estamos felices por volver”, dijo Brown.

Yannick Hanfmann, fue el tenista con mejor ránking, número 143, que participó en el evento. “Fue genial. Extraño pero agradable estar de vuelta. Fue como un entrenamiento con un amigo”, apuntó. Ganó a Johannes Haerteis y también a Benjamin Hassan.

Este evento es el punto de arranque de una serie de torneos de exhibición que están previstos a continuación. Un primer paso, un ensayo. Un desahogo, a puerta cerrada, que pretende cubrir el vacío causado por la cancelación del circuito ATP y WTA y que no tienen previsto volver, como pronto, hasta el 13 de julio.

Fuente: Infobae

× Whatsapp