“Hubiésemos podido colaborar”, aseguran las Cámaras de Comercio que piden reunirse con el Comité de Crisis

Las Cámaras de Comercio de toda la provincia enviaron una nota al Comité de Crisis para solicitar ser consultados a la hora de tomar medidas restrictivas, no solo para afectar lo menos posible a las pequeñas empresas sino también para colaborar en las estrategias preventivas de contagio de coronavirus.

Audio: Jorge Moyano, presidente de la Cámara de Comercio

“Sostenemos que es necesario que se genere un mecanismo de asistencia inmediata para las pequeñas y medianas empresas, pero también instamos a la ciudadanía a redoblar los cuidados individuales, que es central en materia sanitaria para prevenir los contagios. La situación es delicada, difícil, como nunca en lo que vamos de la pandemia”, remarcó Jorge Moyano, presidente de la Cámara de Comercio de San Luis.

El comerciante consideró que desde el sector se aplicaron algunos mecanismos que permitieron un mejor control del Estado sobre la situación epidemiológica, como la utilización de la aplicación Trazar. “Hay comercios que no la aplican, eso está mal y además se exponen a una multa”, reconoció.

En este punto, analizó que el Estado centró sus inspecciones en la zona céntrica de la capital puntana, por ejemplo, sin controlar lo que sucedía con los comercios de la periferia. “A los colegas le podemos decir los protocolos que tiene que cumplir, pero queda a criterio de cada comerciante cumplirlo o no. El Estado tiene recursos para hacer inspecciones y no para sancionar sino como sistema preventivo. Eso hubiese aportado muchísimo más”, evaluó Moyano.

Si bien las últimas restricciones no generan un “problema” a los pequeños comercios, solo tienen que modificar su horario de atención para cerrar más temprano, el titular de la entidad comercial resaltó que muchos locales, sobre todo los del rubro electrodomésticos, tomaron decisiones que no ayudan a la estrategia preventiva.

“Las cadenas cortan a las 13.00 y vuelven a las 15.00. Eso no ayuda, no acompaña; deberíamos colaborar para bajar la transitabilidad de las personas”, afirmó.

En este sentido, opinó que establecer un horario de 9.00 a 18.00 en atención comercial, daría más margen a la actividad gastronómica, uno de los rubros más afectados por la limitación de la circulación.

“No hay quejas del sector por el horario, pero si el Comité de Crisis hubiera convocado a reuniones previas hubiésemos podido aportar, colaborar. Nos encontramos con una medida inconsulta”, sentenció.

Tras la nota enviada al Comité, las Cámaras aún aguardan una respuesta. “Alguna llamada va a haber para que podamos transmitir nuestro mensaje”, auguró Moyano.

× Whatsapp