“Hubo pedidos de los gobernadores mucho más riesgosos que salir a caminar una hora”, afirmó Alberto Fernández

La posibilidad de habilitar las salidas recreativas en el marco del aislamiento por el coronavirus​ provocó la primera diferencia entre el Gobierno nacional y las provincias, a partir de la negativa que plantearon la mayoría de los gobernadores a permitir los paseos de una hora que habilitó el decreto presidencial del sábado. Y si bien Alberto Fernández afirmó que “no hay conflicto”, reveló que algunos mandatarios provinciales le pidieron habilitaciones más riesgosas.

“Nuestra recomendación es tener en cuenta todos los aspectos. Cuando uno veía los reclamos de los gobernadores, había pedidos mucho más complejos. Por ejemplo, poner en marcha la actividad automotriz. Permitir que las fábricas funciones en zonas aledañas a las grandes ciudades es mucho más riesgoso que la gente salga una hora”, sostuvo el mandatario.

En declaraciones a radio Con Vos, Fernández explicó además que “en el decreto, desde el inicio estaba que cada jurisdicción podía regular” el tema de las salidas, y si bien dijo que “no hay conflicto”, sí admitió que es “un punto de tensión”.

El presidente aseguró además que la decisión de incluir en el decreto que extendió la cuarentena hasta el 10 de mayo la posibilidad de las salidas recreativas fue comunicada a todos los gobernadores en la videoconferencia previa al anuncio oficial que encabezó el sábado.

 

NOTICIA EN DESARROLLO

× Whatsapp