AUDIO | Hubo rastrillajes y allanamientos en Mendoza y San Juan para buscar a Guadalupe

Mientras continúan los procedimientos en San Luis para dar con el paradero de Guadalupe Belén Lucero, en los últimos días hubo operativos en Mendoza y San Juan, a partir de datos que recibió la familia de la niña desaparecida hace 44 días en la capital puntana.

El papá de la nena, Eric Lucero, recibió un mensaje que señalaba que habían visto a Guadalupe con tres personas mayores, una mujer y dos hombres, en la zona de Guaymallén (Mendoza). Otros familiares recibieron comunicaciones similares que indicaban que la nena era trasladada por una pareja en San Juan.

Audio: Héctor Zavala, abogado de Eric Lucero

A partir de esos datos, en la semana se llevaron adelante allanamientos y rastrillajes en ambas provincias.

“Los datos no nos parecían muy creíbles, pero de inmediato pusimos en conocimiento al Juzgado. Hubo allanamientos y algunas comunicaciones”, informó Héctor Zavala, abogado de Eric.

El letrado señaló que en estas acciones intervino también la Justicia Federal, a través de una compulsa de la causa original. “La Policía Federal había hecho alguna búsqueda, alguna requisa en San Juan”, describió.

Zavala remarcó que las comunicaciones que recibe la familia tienen una particularidad: los teléfonos tienen característica de San Luis, pese a que dicen ser personas que viven en Mendoza y San Juan.

El abogado, por otra parte, cuestionó que la investigación se haya centrado en un principio en “hipótesis que no tenían sentido” y “se perdió tiempo” para conseguir pistas sobre el paradero de la niña. “Ha sido desgaste seguir hipótesis sin sentido. Los que vivimos en San Luis sabemos que esto no ocurre, no hay trata ni el tema narco”.

“Los operativos con georadares se debieron hacer en el primer momento”, afirmó, respecto del trabajo que inició esta semana Gendarmería Nacional en la “zona cero”, y resaltó que un geólogo de la Universidad de Río Cuarto llegó a la provincia, contactado por ellos, para colaborar con la búsqueda. “Lo llamé y le pregunté si podía venir a colaborar y me dijo que estaba encantado de poder colaborar. Esto lo podría haber hecho la Policía”, añadió.

En ese sentido, recordó que desde que desapareció la nena pidieron “un cerco sobre el barrio” y “marcamos con perros dónde podía buscarse dentro del barrio”, pero la investigación apuntó, en aquella oportunidad, a averiguar una posible “venganza narco” o un caso de trata de personas.

“Especialistas que vinieron de otras provincias marcaron lugares sospechosos y personas indicadas”, detalló. Incluso, dijo que en esos domicilios, los residentes hubiesen permitido el ingreso de los investigadores, pero los procedimientos no fueron autorizados por la instrucción.

También dio a conocer que fue citada la pareja de Eric Lucero y en la exposición participó uno de los abogados de Susana Trimarco. “Nos dijo que la persona que lo interrogaba era un policía de apellido Cornejo y junto a él estaba el abogado de la fundación. Si fue así es muy irregular”, sentenció, y agregó: “No tiene que haber nadie más que la Policía interrogando”.

× Whatsapp