Impulsan a la vacunación contra el Covid-19 en niños y niñas

El 57% de niñas y niños de entre tres y 11 años no recibió la primera dosis o completó el esquema de vacunación contra el Covid 19. A partir de ese dato, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunió este lunes con referentes de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) para evaluar pasos a seguir en torno a este tema. “Fue una reunión eminentemente técnica. Se propuso ver en qué puntos podemos desarrollar acciones en conjunto”, contó a Página/12 Pablo Moreno, presidente de SAP. Otra cuestión que se trató fue la caída en las coberturas de las vacunas del Calendario Nacional. Para ambos asuntos se preparan “estrategias conjuntas y focalizadas por provincia”. El fin es “llegar con mejores coberturas al inicio del año escolar”, de acuerdo a un comunicado del Ministerio. Por otra parte, el Gobierno evalúa la posibilidad de levantar el aislamiento de contactos estrechos.

“Tenemos stock de vacunas. Se pueden coadministrar. Tenemos que avanzar antes del inicio escolar con todos los controles de los niños y niñas, y la puesta al día de las vacunas del calendario además de la vacuna contra la covid 19, en función de la edad que tenga que iniciar y completar los esquemas”, manifestó Vizzotti. Luego de la reunión, informó a un canal de noticias que el Gobierno evalúa la posibilidad de levantar el aislamiento de contactos estrechos, por el avance de contagios, la menor incidencia de cuadros graves y el impacto de los confinamientos en la actividad económica.

“Se analizaron datos: vacunas aplicadas, cómo estamos ahora, números por jurisdicciones. Nos queda un largo camino por delante. La vacunación contra la covid en los chicos empezó en la primera semana de octubre. Lleva tres meses, lapso en el cual hubo fin de clases, fiestas, vacaciones. Hay muchas familias aisladas. Queremos estimularla, llegar con la mayor cobertura posible al inicio escolar. Reconocemos la importancia de la escolaridad para los chicos”, explicó Moreno.

Los niños de entre 3 y 11 años fueron el último grupo convocado para la inmunización masiva contra el coronavirus en el país. De acuerdo a los gráficos que publicó el senador, contador público y analista de datos Martín Barrionuevo, en la franja de 3 a 11 años, el 67,2 por ciento tiene una dosis. El esquema completo lo tiene el 43,7 por ciento. En el rango de 12 a 17, el 83,7 tiene una dosis y el 64,7 el esquema completo. Sobre ambos grupos se habló en el encuentro del lunes. El subsecretario de Estrategias Sanitarias, Juan Manuel Castelli, indicó que los porcentajes en estas franjas etarias son menores a los de la población total porque “la vacunación en niñas, niños y adolescentes comenzó después”. El número de dosis aplicadas bajó cuando terminaron las clases.

La reunión fue convocada por el Ministerio. Además de Vizzotti, de parte del Gobierno estuvieron presentes la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado; la directora nacional de Epidemiología, Analía Rearte; la directora de Salud Perinatal y niñez, Gabriela Bauer; y el coordinador del Programa Nacional de Salud Integral de la Adolescencia, Juan Carlos Escobar. “Trabajaremos a nivel nacional y regional estrategias para llevar tranquilidad a las familias. Queremos estimular la vacunación en las provincias donde hay menor cobertura. Y surgió la posibilidad de incorporar a otros actores que serán convocados a una próxima reunión, como Unicef y la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Será a fines de esta semana o comienzos de la próxima”, adelantó el titular de SAP. Las provincias que muestran índices más bajos de vacunación contra el coronavirus en niños de entre 3 y 11 años son: Misiones (14,2 por ciento), Chubut (22,1), Salta (24,1), Jujuy (24,4) y Chaco (24,6).

“La campaña implica salidas a los medios, flyers de difusión, actividades con grupos de padres y de actualización para profesionales, distribución de materiales que los pediatras podrán reportar a los pacientes. Está la posibilidad de hacer campañas provinciales y regionales, en las que la Sociedad participaría con referentes de cada filial”, detalló Moreno. La SAP ya viene encarando una campaña “basada en redes sociales y en prensa, sobre la seguridad de la vacunación contra la covid” y “con flyers que también tienen los pediatras”.

El pediatra y terapista dio un mensaje para los padres que tienen miedo de vacunar a sus hijos contra la covid 19. Sinopharm –la vacuna que se utiliza para los chicos de entre tres y 11 años– “es segura, con una plataforma conocida, que utilizan también vacunas que se usan desde hace tiempo, como la antigripal”. Sus efectos son leves, indican los reportes. Puede haber tan sólo dolor en el lugar de la aplicación y febrícula. “La única manera de lograr la inmunidad de rebaño, colectiva, es que no haya personas susceptibles de contraer la infección y que estemos vacunados. Hoy el país está viendo lo que está pasando con el número de casos y las internaciones. En el caso de los internados, más del 60 por ciento son no vacunados. Vacunar a los chicos ayuda a proteger abuelos y otros seres queridos y permite que tengan una presencialidad cuidada”, argumentó.

En pediatría, en esta tercera ola, se produjo un aumento importante de casos, en sintonía con la curva de contagios generales, apuntó Oscar Trotta, pediatra y miembro del Consejo de Administración del Garrahan. Los números de CABA en personas de 0 a 16 años lo grafican: la cifra de positividad pasó del 3,3 por ciento al 42 entre el primero de enero y este lunes. Es decir: de 100 chicos que se hisopaban daban positivo tres. Ahora, 42.

La enfermedad en los niños se sigue presentando predominantemente en “formas leves”. “Ocurre en general, tanto con las variantes anteriores como con Ómicron. La mayoría de los internados o fallecidos tenían enfermedades crónicas, eran pacientes oncológicos, con enfermedades inmunitarias o crónicas. En los hospitales de mayor complejidad predomina la atención de este tipo de pacientes”, aclaró Moreno. Las formas graves son “muy poco frecuentes”, pero “pueden ser mortales”. “El riesgo existe. Si bien el número es bajo, para una familia que pierde un niño es el 100 por ciento… A nadie le importa que sea en un 1 por ciento de los casos”, concluye. La complicación más temida continúa siendo el síndrome inflamatorio multisistémico. 

El ejemplo del Garrahan

La semana pasada el hospital porteño debió abrir otra sala de internación para chicos y chicas con coronavirus. Actualmente les internados son 77; todos con “patologías complejas de base”. Un 10 por ciento tiene entre cero y tres años y no está vacunado porque no hay vacunas para esa edad. El 60 tiene el esquema incompleto. “Los que tienen una dosis por lo general no pudieron aplicarse la segunda por la dinámica familiar o porque empezaron con síntomas. De los que no recibieron ninguna, una parte son chicos que tienen enfermedades complejas y para ellos no está indicada la vacunación por el momento, y otros son casos en los que la familia decidió no vacunarlos”, indicó Trotta. Otro 30 por ciento tiene ambas dosis pero desarrolló la infección porque “tiene problemas en su inmunidad”.

Es significativo en el Garrahan el incremento de chicos internados: “A principios de diciembre teníamos una sala con siete pacientes. A mediados de ese mes abrimos una segunda sala, teníamos 20. La semana pasada abrimos la tercera, con 55 pacientes. Ahora tenemos 77”.

“El Garrahan vacunó a casi el 100 por ciento de su población objetivo. Hasta el momento no tuvimos ningún efecto adverso secundario de importancia. Ambas vacunas, Sinopharm y Moderna (la que se usa para chicos de 12 a 17) se demuestran seguras y efectivas”, agregó Trotta. “Hay pediatras que en muchos casos están informando que todavía la vacuna no tiene suficientes estudios y proponen a los padres esperar. No tiene fundamento científico eso. Algunas familias reciben información contradictoria, incompleta, en muchos casos falsa, y en eso son responsables muchos profesionales, el periodismo y un sector de la política.” “Tenemos 18 mil socios. Casi todos los pediatras del país. La mayoría indica la vacuna”, aclaró Moreno.

Caída de coberturas del Calendario Nacional

El otro eje de la reunión fue la caída de las coberturas de las vacunas del Calendario Nacional. Es un fenómeno mundial. En el país la tendencia se da hace alrededor de cinco años, pero se acentuó con la pandemia y el confinamiento, y una vez finalizadas las restricciones no mejoró como se esperaba. “La caída es del 12 por ciento y el riesgo es que reaparezcan enfermedades como el sarampión. El país está en un alerta epidemilógico por esta posibilidad. Tiene que ver con el brote que hay en Brasil. Vamos a trabajar en conjunto para las coberturas. La Sociedad ya tiene diseñada una campaña, que coincide con el reingreso escolar. Vamos a sumar a UNICEF y OPS, para ver si entre todos podemos instalar el tema”, concluyó Moreno.

Fuente: Página |12