Inglaterra y Suecia, a cuartos

La silenciosa Suecia y la trabajadora Inglaterra avanzaron este martes en el Mundial de Rusia 2018 y se metieron en cuartos de final del torneo. Se enfrentarán el próximo sábado.

Suecia venció a Suiza 1 a 0, en un partido tan trabado que hasta el gol llegó gracias al desvío de la pelota en un defensor. Sucedió a los 21 minutos del segundo tiempo, luego de un potente remate de Emil Forsberg.

Antes y después de esa anotación, eran los suizos los que controlaron el balón, aunque con poco peligro para el arco defendido por Robin Olsen. Además, el equipo helvético terminó con un jugador menos por la expulsión de Michael Lang.

Suecia logró alcanzar la fase de cuartos después de 24 años: la última vez había sido en el Mundial de USA 1994, cuando terminó tercera (cayó en semifinales aquella vez contra Brasil).

Sin ser un gran candidato a llegar a las instancias finales, para llegar a esta Copa debió dejar en el camino a Holanda (en la fase de grupos de la eliminatoria Europea), a Italia (en el repechaje Europeo) y a Alemania (en la fase de grupos del Mundial). Ahora, deberá vérselas con Inglaterra.

El conjunto inglés no mostró gran juego durante todo el torneo, pero supo sacar provecho de las jugadas a balón parado (7 de los 9 goles que lleva los marcó por esa vía).

En el último partido de los octavos de final, buscó inquietar el arco Colombiano hasta que un dudoso penal sancionado por el árbitro le permitió abrir el marcador. Harry Kane con un potente remate al medio logró vencer a David Ospina y darle un buen porcentaje de clasificación a su selección.

Pero Colombia reaccionó, con más voluntad que fútbol, y de a poco fue metiendo a Inglaterra en su área, aunque sin generar gran peligro. Hasta que en el minuto 92, Jerry Mina conectó un cabezazo contundente que le dio vida a los sudamericanos y obligó a jugar la prórroga.

En el primer tiempo suplementario pareció que Inglaterra había sentido con fuerza el impacto del empate furibundo y Colombia pudo haber sacado ventaja. Pero no lo hizo. En los segundos 15 minutos del alargue, los ingleses se acomodaron mejor y lograron algunas aproximaciones al arco de Ospina. Tampoco pudieron desarmar la paridad.

En los penales, Inglaterra tuvo más temple – y un arquero que se adelantó bastante para conseguir parar un remate – y se adjudicó la victoria por 4 a 3. Ahora deberá enfrentar a Suecia el próximo sábado, para seguir con vida en la Copa.

 

 

Por Facundo Insegna.

Inglaterra y Suecia, a cuartos

La silenciosa Suecia y la trabajadora Inglaterra avanzaron este martes en el Mundial de Rusia 2018 y se metieron en cuartos de final del torneo. Se enfrentarán el próximo sábado.

Suecia venció a Suiza 1 a 0, en un partido tan trabado que hasta el gol llegó gracias al desvío de la pelota en un defensor. Sucedió a los 21 minutos del segundo tiempo, luego de un potente remate de Emil Forsberg.

Antes y después de esa anotación, eran los suizos los que controlaron el balón, aunque con poco peligro para el arco defendido por Robin Olsen. Además, el equipo helvético terminó con un jugador menos por la expulsión de Michael Lang.

Suecia logró alcanzar la fase de cuartos después de 24 años: la última vez había sido en el Mundial de USA 1994, cuando terminó tercera (cayó en semifinales aquella vez contra Brasil).

Sin ser un gran candidato a llegar a las instancias finales, para llegar a esta Copa debió dejar en el camino a Holanda (en la fase de grupos de la eliminatoria Europea), a Italia (en el repechaje Europeo) y a Alemania (en la fase de grupos del Mundial). Ahora, deberá vérselas con Inglaterra.

El conjunto inglés no mostró gran juego durante todo el torneo, pero supo sacar provecho de las jugadas a balón parado (7 de los 9 goles que lleva los marcó por esa vía).

En el último partido de los octavos de final, buscó inquietar el arco Colombiano hasta que un dudoso penal sancionado por el árbitro le permitió abrir el marcador. Harry Kane con un potente remate al medio logró vencer a David Ospina y darle un buen porcentaje de clasificación a su selección.

Pero Colombia reaccionó, con más voluntad que fútbol, y de a poco fue metiendo a Inglaterra en su área, aunque sin generar gran peligro. Hasta que en el minuto 92, Jerry Mina conectó un cabezazo contundente que le dio vida a los sudamericanos y obligó a jugar la prórroga.

En el primer tiempo suplementario pareció que Inglaterra había sentido con fuerza el impacto del empate furibundo y Colombia pudo haber sacado ventaja. Pero no lo hizo. En los segundos 15 minutos del alargue, los ingleses se acomodaron mejor y lograron algunas aproximaciones al arco de Ospina. Tampoco pudieron desarmar la paridad.

En los penales, Inglaterra tuvo más temple – y un arquero que se adelantó bastante para conseguir parar un remate – y se adjudicó la victoria por 4 a 3. Ahora deberá enfrentar a Suecia el próximo sábado, para seguir con vida en la Copa.

 

 

Por Facundo Insegna.