Inspeccionarán la fábrica en la que un policía mató de un tiro a un joven

Para las 19 está prevista una nueva inspección ocular en la planta de Multifer, en el Parque Industrial Norte, desde donde el alférez Jorge Francisco Zárate Castro disparó su arma reglamentaria supuestamente para intimidar a un grupo de ladrones entre los que estaba Jorge Britos, el joven de 24 años que recibió un balazo en el abdomen y murió en el hospital el 26 de mayo.

 

La planta ubicada en la calle 111 entre 3 y 5 ya ha sido inspeccionada por la jueza penal Virginia Palacios y el personal de la división Homicidios cuando comenzó la investigación y Zárate Castro todavía no había sido detenido.

 

La que se hará ahora variará en que participarán los abogados que intervienen en el expediente: Alfredo García Garro como defensor y Jorge “Pupa” Agúndez como representante de la víctima.

 

A pocas horas de que venza la prórroga de defensa de los ocho días pedida por su abogado, ayer el alférez decidió declarar ante la jueza Palacios y volvió sobre la versión de los “disparos intimidatorios” que efectuó la noche del 25 de Mayo cuando hacía la custodia de la fábrica con su arma reglamentaria y que disparó a una distancia superior a los cien metros.

 

Zárate Castro fue indagado por un delito que prevé una pena de hasta 25 años de prisión.