Investigan un femicidio detrás de la misteriosa muerte

La Justicia dictó la prisión preventiva este domingo para un hombre de 40 años, detenido el jueves pasado en la ciudad de Coronda, acusado por el femicidio de Elena Beatriz Luna (50), ocurrido en 2016 y descubierto al año siguiente, en un departamento interno, en el corazón del barrio Sur de Santa Fe.

La medida cautelar que alcanza a José Luis Bordón, fue dictada por la jueza Sandra Valenti, luego de que la fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Familiar y Sexual (Gefas), Alejandra del Río Ayala, le atribuyera el crimen.

“La hipótesis es clara desde el inicio” sostuvo Del Río Ayala al ser consultada por El Litoral, aunque reconoció que “hay muy poco de la escena del hecho y del cadáver, que es lo que más aporta datos, porque llevaba cinco meses en descomposición”.

Reconstrucción histórica

“El cuerpo no arroja más que la causa de la muerte, que es por asfixia y el hecho de que estuviera debajo de la cama habla a las claras de que no se trató de un suicidio”, dedujo la investigadora.

Entonces, ¿Cómo fue que se llegó a abonar la hipótesis del femicidio? Desde la fiscalía señalaron que se llevó a cabo una “reconstrucción histórica de la relación”, de cada momento y de esos últimos meses que Luna estuvo con vida.

Es decir que “cada una de las evidencias en su conjunto llevaron a encaminar la investigación”. Se tomaron varias medidas en el transcurso del último mes y finalmente se ordenó la detención de Bordón, cuyo entorno vivía bajo la convicción de que se trataba de “un caso cerrado”.

Teléfonos y testimonios

Aunque el teléfono celular de la mujer desapareció, se solicitaron numerosos informes de llamadas y mensajes entrantes y salientes de los contactos más estrechos, los cuales permitieron establecer el rango de tiempo en que se produjo la muerte.

También se relevaron testimonios de vecinos y personas que conocían la relación que mantenían el ahora acusado y la mujer fallecida, los cuales tenían en común una hija en edad escolar. 

La detención de Bordón la concretó personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) junto con la Brigada de Femicidios, que depende de la Dirección de Trata de Personas del Ministerio de Seguridad provincial. 

La fuente policial recordó que el pedido de paradero fue radicado por una prima de Elena Beatriz Luna, cuyo cadáver fue hallado el miércoles 8 de marzo de 2017, en un departamento interno de calle Francia al 1.700.

En cuerpo estaba debajo de la cama, en estado de descomposición y con signos de violencias, puntualmente de haber sido estrangulada. En ese momento los agentes secuestraron una soga que le rodeaba el cuello, pero no hubo personas detenidas ni imputadas por el hecho. 

Fuente: EL LITORAL

× Whatsapp