Juntan firmas para impulsar la Ley de Paridad Política en la provincia

“Sin mujeres ni disidencias no hay democracia” es el logo que encabeza la campaña que busca impulsar la aprobación del proyecto de Ley sobre Paridad de Género en los Ámbitos de Representación Política. A través de las redes sociales, se invita a replicar la consiga y firmar la adhesión a la iniciativa.

El Gobierno provincial remitió el proyecto la semana pasada a la Cámara Alta, el cual tomó estado legislativo. Por su parte, en la Cámara de Diputados ingresó un proyecto similar, impulsado por el Bloque San Luis Unido. En base a ello, funcionarios del gobierno y representantes de ambas Cámaras se comprometieron el pasado jueves a trabajar en pos de encontrar los consensos necesarios que permitan lograr una normativa unificada.

Aunque existe consenso sobre el proyecto por parte de legisladores oficialistas, desde la oposición expresaron reparos sobre el artículo 11 de la normativa, el cual propone que las listas para las próximas elecciones sean encabezadas enteramente por mujeres. El resto de la iniciativa, al igual que el proyecto que ingresó por Diputados, tiene muchos puntos en común con leyes de paridad promulgadas en otras provincias del país, principalmente el de establecer la representación equitativa de hombres y mujeres en las listas.

“Es una deuda que tenemos con la sociedad y es un proyecto que también es fruto de un debate con todas las mujeres del Ejecutivo provincial, con docentes, merenderos, consejeras, comunicadoras, entre otros sectores”, resaltó Ayelén Mazzina, secretaria de la Mujer, Igualdad y Diversidad.

Sobre establecer el encabezamiento femenino de listas de candidatos como cláusula transitoria, la funcionaria consideró que “es un ejercicio de la representatividad de las mujeres que en dos periodos va a equilibrar el proceso de paridad en la cámara y va a garantizar una paridad real”.

En el mismo sentido, Mazzina indicó que la Ley de Cupo Femenino se sancionó en 1991, a la que San Luis adhirió en 1997. “Desde 1983 hasta 1997, tuvimos 8 mujeres y 115 varones, y desde 1997 al 2017, tuvimos 75 mujeres y 173 varones; con estos números estamos muy convencidas de que esta ley va a mejorar el proceso de la democracia y vamos a crecer como sociedad”.