“Justicia por Matías”: un pedido que trasciende los colores

Los jugadores de Juventud Unida Universitario y Sportivo Estudiantes posaron este jueves, en la previa del partido que los enfrentó por Copa Argentina, con un mensaje que trasciende los colores: “Justicia por Matías”.

La bandera que exhibieron los protagonistas del encuentro hace referencia al asesinato de Matías Auderut, el joven de 31 años (fanático de Estudiantes) que murió luego de recibir una brutal golpiza a la salida de un bar.

En tiempos de violencia generalizada, en las canchas de fútbol y en la sociedad, los jugadores se intercalaron con los árbitros del encuentro y demostraron que la rivalidad entre ambos es sólo futbolística.

El partido, correspondiente a la primera fase de la Copa Argentina, se disputó el jueves por la noche en el estadio Mario Sebastián Diez y sin público visitante. Terminó con un triunfo del “Verde” por 3 a 1 (goles de Alejo Distaulo, Juan Amieva y Brahian Cuello para la visita; Matías Romero descontó para el local).

Caso Matías Auderut

Matías fue golpeado en la madrugada del 30 de diciembre, en la puerta de Say No More, por 6 personas. En la paliza que le propinaron hubo un golpe que hizo irreversible su destino: uno de los agresores le hundió el cráneo con una rueda “de las que usan los malabaristas”.

El joven de 31 años logró irse del lugar, pero se descompensó a las pocas cuadras y, gracias al llamado de un transeúnte, fue trasladado al Complejo Sanitario San Luis.

Internado en el Hospital, el viernes 4 de enero, por la tarde, murió, como consecuencia de los golpes.

Al día siguiente fueron detenidos en Villa Mercedes dos artesanos, como sospechosos de haber participado de la golpiza. Federico Ariel Zamudio, de origen correntino, y Gilcimar Vispo Souza, brasilero, quedaron imputados como autores de “homicidio simple”, de acuerdo a la causa que lleva adelante el Juez de Instrucción Penal, Ariel Parrillis.

De acuerdo a las actuaciones realizadas hasta el momento, Zamudio (que además de artesano es malabarista) sería el autor del golpe que provocó la lesión que, a la postre, causó la muerte de Auderut.

Todavía resta identificar al resto de los agresores – que aparecen en filmaciones tomadas por clientes del bar – entre los cuales habría por lo menos dos “patovicas” que pertenecen a una misma empresa de seguridad, aunque trabajaban en locales distintos.

× Whatsapp