#JusticiaPorJuanCruz: su asesino lo apuñaló 26 veces, se bañó y escapó en taxi

Juan Cruz Ibáñez tenía 23 años y murió en la madrugada del viernes 29 de junio de 2018 después de recibir 26 puñaladas en su departamento. Sus familiares piden justicia.

Juan Cruz Ibáñez tenía 23 años, era oriundo de Rosario y estudiaba la carrera de Ingeniería en Sistemas de la Información en la Universidad Tecnológica Nacional de Rosario. A sus 21 años, fue ganador de un certamen científico de importancia internacional organizado por la NASA y lamentablemente fue asesinado a sangre fría en su departamento de Zeballos al 2100 hace poco más de un año.

El hecho ocurrió hace 20 meses, precisamente el viernes 29 de junio de 2018. El jueves por la noche había decidido no juntarse con un grupo de amigos a cenar, como ocurría casi todos los jueves. Prefirió comer solo en su departamento y acostarse temprano.

¿La razón? Tenía preparado todo el fin de semana: el viernes iba a viajar desde Rosario a Murphy, su ciudad natal. Allí, se quedaría a dormir en la casa de sus papás -Sonia y Daniel- y el sábado por la mañana recibirían la visita de sus dos hermanos, Ignacio y Martín.

Todos, y en familia, iban a ver el partido entre Argentina y Francia por los octavos de final del Mundial de Rusia 2018. Poco después de la 1 de la mañana de ese trágico viernes, una persona ingresó al departamento de Juan Cruz –cuando éste ya se encontraba dormido boca abajo en su cama- lo atacó a cuchillazos y acabó con su vida en apenas segundos.

El asesino, identificado como Lucas Ojeda, tenía 17 años, ingresó por la ventana de ese departamento 1º B de la calle Zeballos, que está justo al lado del techo de una casa vecina, y le propinó 26 puñaladas que acabaron con su vida. Lo llamativo, por no decir siniestro, es que el adolescente mató a Juan Cruz a las 2 de la madrugada y recién abandonó el departamento cuatro horas después.

El asesino se bañó en la ducha de Juan Cruz, se puso la ropa de él, guardó en bolsas los objetos que pensaba robar: dos computadoras, un teléfono celular, una TV Led, dos guitarras y lo poco que había de dinero, y salió del edificio alrededor de las 6 de la mañana para escapar en el auto de la víctima. Como lo chocó y no pudo seguir, decidió tomarse un taxi.

Lucas Ojeda tomó, el martes siguiente al asesinato, un micro con destino a la provincia de Chaco para alejarse lo más posible del radar de las autoridades. Personal de la división de Homicidios de la Policía de Investigaciones lo detuvo arriba del ómnibus a la altura del kilómetro 100 de la autopista Rosario-Santa Fe. El por entonces menor se entregó sin oponer resistencia.

En un principio, quedó imputado por homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía y criminis causa, así como robo agravado por escalamiento. Esta última resultó ser la 11ª vez que el acusado quedaba detenido en los últimos seis años por diferentes delitos: tentativa de robo; hurto o intento de robo en 2014, 2016 y 2017, respectivamente.

El juicio y una condena que ofende, enfurece y “carece de justicia”

En octubre del año pasado, realizó la audiencia de alegatos de cierre en el juicio por el asesinato de Juan Cruz Ibáñez. Los familiares pidieron “prisión perpetua”, pena solo prevista para mayores de edad acusados por este tipo de delitos.

Mientras que el fiscal Guillermo Corbelia estableció la calificación del delito como homicidio criminis causa agravado por alevosía y ensañamiento. Al tratarse de un proceso escrito, ya que la justicia de menores no está incluida en el nuevo proceso penal oral y público.

El expediente pasó al juzgado de sentencia, a cargo de la jueza María del Carmen Mussa, quien finalmente decidió declarar “culpable” al acusado bajo el delito de homicidio criminis causa, quitándole la calificación por alevosía y ensañamiento. BigBang dialogó con Ignacio Ibáñez, hermano de Juan Cruz, quien se mostró sorprendido por la decisión de la magistrada.

En ese sentido, advirtió que apelará la decisión de Del Carmen una vez que puedan acceder al fallo. “A nosotros nos avisaron por mail, porque tenemos comunicación directa con la fiscalía. Pero todavía no tenemos el fallo de la jueza, no pudimos acceder a él y no sabemos con precisión cuál es la pena que le cabe al asesino de mi hermano”, precisó Ignacio.

El expediente pasó al juzgado de sentencia, a cargo de la jueza María del Carmen Mussa, quien finalmente decidió declarar “culpable” al acusado bajo el delito de homicidio criminis causa, quitándole la calificación por alevosía y ensañamiento. BigBang dialogó con Ignacio Ibáñez, hermano de Juan Cruz, quien se mostró sorprendido por la decisión de la magistrada.

En ese sentido, advirtió que apelará la decisión de Del Carmen una vez que puedan acceder al fallo. “A nosotros nos avisaron por mail, porque tenemos comunicación directa con la fiscalía. Pero todavía no tenemos el fallo de la jueza, no pudimos acceder a él y no sabemos con precisión cuál es la pena que le cabe al asesino de mi hermano”, precisó Ignacio.

Fuente: Big Bang News

× Whatsapp