La acusada de matar a su hijo y que violó la domiciliaria fue encarcelada

Liliana Luchessi fue trasladada esta tarde al Servicio Penitenciario provincial, lugar del que había salido en febrero del año pasado cuando la Cámara del Crimen 1 de Villa Mercedes le dictó la prisión domiciliaria en medio del juicio oral en su contra por matar a su hijo de poco menos de dos años. Pero no vuelve por ese delito sino por violar la orden judicial de salir de su casa sin autorización del tribunal. Además lo hizo para ir a un baile de La Barra.

 

El auto de procesamiento dictado por el juez Correccional y Contravencional de Villa Mercedes, Santiago Ortiz, es por el delito previsto en el artículo 239 del Código Penal, es decir, desobediencia a una orden judicial.

 

El magistrado tuvo en cuenta “la reiteración en la comisión de ilícitos y la violación del beneficio otorgado por la Cámara del Crimen 1”, para dictar el procesamiento con prisión preventiva.

 

Además, el auto interlocutorio de ese tribunal fechado hoy dispuso, también, revocar la prisión domiciliaria para la presunta homicida.

 

Dijo Ortiz en su fallo: “Habiéndose concedido (la prisión domiciliaria) bajo estricta responsabilidad y custodia de la madre de la Sra. Luchessi (Elba Nieves Cortez) quien firmo acta compromiso ante el Tribunal Colegiado, según surge de AD6779882 de los autos “ Luchessi Liliana Jacquelina- Pacheco Roque Bruno Ezequiel s/ Av. Homicidio ” PEX Nº 163511/14, lo que deja ver a las claras que la imputada conocía la orden referida, que la misma provenía de autoridad competente, que estaba referida a su persona y que en este caso concreto estaba obligada a acatarla, consumando el ilícito a través de la omisión y violación a la orden judicial graficada en el párrafo anterior, lesionando el principio de irrefragibilidad de los mandatos legítimos de la autoridad”.

 

Luchessi se había sentado en el banquillo de los acusados en febrero del año pasado acusada de homicidio agravado. Ya tenía la condena social: era, para muchos, la responsable de ponerle fin de manera cruenta a la corta vida de Jair Luchessi poco antes de que cumpla los dos años. Mucho antes, cuando Jair era un bebé, fue secuestrado por una banda: el nene fue rescatado por la Policía.

 

Pero el debate fue suspendido porque el fiscal de Cámara Néstor Lucero pidió una junta médica para que determine si la mujer es imputable, dado la discapacidad que tiene y también el diagnóstico de una enfermedad neurológica.

 

El juicio hasta ahora no tiene fecha de reanudación.