La AFA llevó más dirigentes que jugadores a Rusia

Construido para los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, cuando este país era la Unión Soviética, ahora es parte de los hoteles oficiales contratados por FIFA donde se alojan dirigentes de todos los países y muchísimos turistas que llegaron por intermedio de las agencias oficiales que vendían el paquete Mundial 2018.

Una noche, hoy, se paga 15.000 rublos, que al cambio actual da 6.500 pesos. En una fecha normal, se consigue habitación doble desde 54 dólares. Pero para el torneo, sacada con anterioridad, esa misma estaba 120 dólares.

Tiene sauna, bares, restaurantes y un night club con todos los servicios incluidos, previo pago, claro, en su cuarto piso.

Allí, en este complejo de amplias comodidades, se aloja la delegación de dirigentes argentinos del Ascenso, los que trajo la AFA, que agrupa a una treintena de hombres que tienen la suerte de estar en Rusia siguiendo a la Selección.

Sí, como en la época de Julio Grondona, como siempre, más dirigentes que jugadores. Porque podrán cambiar algunas cosas, pero nunca la gratitud por participar de un proyecto político que coronó con Chiqui Tapia, la presidencia del Ascenso Unido en la AFA.

Algunos, llama la atención, están con su familia. Pero ante la requisitoria, uno de los miembros de la delegación cuenta en off que la AFA solo pagó por cada representante del club, que los gastos de los acompañantes debían salir del bolsillo de quien los llevara.

Lo cierto es que se los ve como los nuevos reyes del fútbol: toman excursiones por Moscú, tienen un micro especial que los trasladó el día del debut al estadio y buenas ubicaciones para seguir a la Selección.

Eso sí, la AFA solo se hizo cargo del traslado y el alojamiento: los víveres para alimentar el cuerpo en esta aventura cosaca salen de sus propios bolsillos.

Tan evidente es el reino del Ascenso, que los dirigentes de Primera División son minoría y se alojan en otro hotel.

El más destacado es Rodolfo D’Onofrio, el presidente de River, que llegó invitado por la FIFA de la que forma parte para la fiesta inaugural y decidió quedarse después con toda su familia en otro alojamiento corriendo con sus gastos.

Daniel Angelici, vicepresidente de AFA, en cambio, recién está arribando a Moscú el jueves 28 para seguir el torneo desde octavos de final, ojalá con la Argentina clasificada.

 
Fuente,Foto: Infobae