La ANMAT autorizó el uso hospitalario del misoprostol

A través de una autorización de la Autoridad Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) el misoprostol podrá usarse para fines ginecológicos y, por ende, para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en el marco de la ley. 

 

Actualmente, esa droga tiene como única presentación en el mercado la marca Oxaprost, en la cual viene combinado con Diclofenac para para su uso como antiinflamatorio, analgésico y antipirético.

 

Ahora, el ANMAT autorizó a Laboratorio Domínguez S.A a producirlo en comprimidos vaginales con concentración de 200 ug para usos gineco-obstétricos. Su utilización será exclusivamente intrahospitalaria sólo para establecimientos con unidad de obstetricia. 

 

El laboratorio sólo podrá producir las pastillas en blísters de 4, 8, 20, 48 y 100 comprimidos para su venta exclusiva con receta archivada. La directora técnica Sandra Rismondo, confirmó en diálogo con El Cronista que la empresa ahora hizo una presentación a la ANMAT para que les permita manufacturar el misoprostol en blísters de 12 comprimidos que apunten a seguir las instrucciones a fines de interrumpir el embarazo y puedan venderse a particulares. 

 

“El expediente está en evaluación y esperamos que antes de fin de año, si es aprobado a la brevedad, podamos comercializar el producto en las farmacias a un precio sustancialmente más económico que el que se consigue actualmente en el mercado”, detalló. 

 

La ANMAT autorizó el uso hospitalario del misoprostol

A través de una autorización de la Autoridad Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) el misoprostol podrá usarse para fines ginecológicos y, por ende, para la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en el marco de la ley. 

 

Actualmente, esa droga tiene como única presentación en el mercado la marca Oxaprost, en la cual viene combinado con Diclofenac para para su uso como antiinflamatorio, analgésico y antipirético.

 

Ahora, el ANMAT autorizó a Laboratorio Domínguez S.A a producirlo en comprimidos vaginales con concentración de 200 ug para usos gineco-obstétricos. Su utilización será exclusivamente intrahospitalaria sólo para establecimientos con unidad de obstetricia. 

 

El laboratorio sólo podrá producir las pastillas en blísters de 4, 8, 20, 48 y 100 comprimidos para su venta exclusiva con receta archivada. La directora técnica Sandra Rismondo, confirmó en diálogo con El Cronista que la empresa ahora hizo una presentación a la ANMAT para que les permita manufacturar el misoprostol en blísters de 12 comprimidos que apunten a seguir las instrucciones a fines de interrumpir el embarazo y puedan venderse a particulares. 

 

“El expediente está en evaluación y esperamos que antes de fin de año, si es aprobado a la brevedad, podamos comercializar el producto en las farmacias a un precio sustancialmente más económico que el que se consigue actualmente en el mercado”, detalló. 

 

× ¿Te ayudamos?