La ANMAT autorizó la venta en farmacias de misoprostol para interrumpir embarazos

 

El misoprostol es la droga considerada esencial y segura por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para un aborto ambulatorio.

 

Una resolución de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), dos semanas después de que el Senado rechace la interrupción legal del embarazo en el Congreso, le dio el visto bueno al Laboratorio Domínguez para producir misoprostol con fines ginecológicos. Y hoy, la agencia habilitó que ese mismo laboratorio comercializará el producto (MISOP 200) en todas las farmacias del país y que estará a la venta antes de que termine 2018.

 

La disposición 946-12/10/ 2018 habilita la venta pero también dos cambios claves que son una nueva presentación de venta de 12 comprimidos, la dosis necesaria para interrumpir un embarazo, y la posibilidad de que el producto sea comercializado al público bajo receta archivada.

 

Hoy el misoprostol es producido por el laboratorio Beta, tiene diclofenac y no está autorizado con fines ginecológicos sino para uso gástrico. Si bien todavía no está definido el precio del medicamento sostienen que será más bararo que el ya existente que es de 4500 pesos los 16 comprimidos.

 

El Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) de Santa Fe fue el primero en avanzar en la producción de tres variantes de misoprostol. En enero la fábrica estatal de medicamentos hizo los primeros 100 mil comprimidos para usar por vía oral pero ahora sumarán el formato sublingual y vaginal, en fase de estudio. Los tres productos estarán listos entre marzo y abril del año que viene para ser distribuidos de manera gratuita en la salud pública de Santa Fe.