La Argentina asumirá presidencia del Mercosur el 16 de diciembre y alentará la incorporación de Bolivia al bloque

Durante la próxima cumbre -nuevamente virtual- del Mercosur, que se desarrollará entre el 14 y 16 de diciembre, la Argentina asumirá la presidencia del bloque hasta el 30 de junio de 2021 y entre sus objetivos centrales, impulsará la incorporación de Bolivia que está trabada en el Parlamento de Brasil, sin entrar en colisión con el gobierno de Jair Bolsonaro.

Fuentes diplomáticas adelantaron a BAE Negocios que “la cumbre tendrá lugar entre el lunes 14 de diciembre al miércoles 16 de diciembre, donde se hará la reunión de los presidentes”, como es un clásico en este tipo de cumbres. Uno de los planes principales del Gobierno, además del impulso a acuerdos comerciales que potencien al Mercosur, es destrabar la situación de Bolivia que por la inacción del parlamento brasileño, aún no ha ingresado al bloque, siendo un socio estratégico para la administración de Alberto Fernández.

“No vamos a ir al choque con Bolsonaro ni con Brasil, porque por otra parte el tema está en manos del parlamento. Pero vamos a trabajar diplomáticamente para que Bolivia finalmente conforme el bloque porque la situación necesita también una definición en el 2021”, señalaron las fuentes consultadas, dando cuenta de que sutilmente habrá mensajes intra Mercosur para que Brasil termine de aprobar la adhesión del país ahora presidido por Luis Arce.

Por carril paralelo, y como adelantó BAE Negocios, la Argentina llevará adelante con especial interés la consecución de un acuerdo de libre comercio con Canadá que está siendo discutido en este momento y hasta fin de mes. “Es un acuerdo que reportará mucho más beneficios; todos los socios estamos de acuerdo en firmar un tratado favorable para la producción regional con Canadá”, dijeron las fuentes.

Sin apuro con la UE

Por el contrario, la Argentina no muestra mayor apuro en acelerar los pasos legales para la vigencia del tratado de libre comercio con la Unión Europea, como sí lo desean Brasil, Uruguay y Paraguay. “Es un pésimo acuerdo del anterior gobierno y no nos mueve ninguna motivación que el acuerdo entre en vigor lo más rápido”, ampliaron.

En cuanto a la agenda de negociaciones externas, el Gobierno viene impulsando el diálogo y el intercambio comercial con los países de la región como Chile, Perú, Colombia y Centroamérica, donde cada uno de los embajadores está conversando con las autoridades de los países para la exportación de mayores volúmenes de alimentos y vehículos.

En el balance del año, teñido por el fuerte daño de la pandemia, la Argentina salió muy favorecida por el freno de las negociaciones con Corea del Sur, que aparecía como el escenario más complejo en el sentido de que significaba una pérdida total para el país.

Fuente: BAE Negocios