La Cámara de Comercio pide que se prohíba a grandes cadenas de supermercados la venta de productos no esenciales

La Cámara de Comercio de San Luis solicitó, entre otras medidas, que se impida a las grandes cadenas de supermercados e hipermercados la venta de productos no esenciales, mientras persista el confinamiento estricto, para que no se genere una “competencia desleal” que perjudique a los pequeños comerciantes.

En función de las nuevas medidas sanitarias, prohíben la apertura de comercios no esenciales en la provincia, la entidad envió notas al Gobierno para que el impacto sea lo menor posible en el sector.

En este sentido, pide que en los comercios de grandes superficies no se pueda vender productos como indumentaria, calzado, electrodomésticos, entre otros.

Por otra parte, solicitaron, a la Provincia y también al intendente de San Luis, la “eximición del pago de impuestos provinciales, de tasas y servicios municipales”.

“Un plan especial de pago de servicios sin la aplicación de punitorios en facturas de electricidad, gas, entre otras; la suspensión de vencimientos de carnet de conducir, habilitaciones comerciales, libretas sanitarias, entre otras; y líneas de financiamiento con tasa de interés anual y fija del 15%, contando con un periodo de gracia de 6 meses y un plazo de devolución de 36 cuotas”, pidió la Cámara.

En otro orden, la entidad recordó a los comerciantes de San Luis que el Artículo 5 de prórroga del DNU 278/21 permite el retiro de alimentos en locales gastronómicos de cercanía.

Y remarcó que está permitida la “venta de repuestos, partes y piezas para automotores, motocicletas y bicicletas, bajo la modalidad de entrega a domicilio; la apertura de establecimientos que desarrollen actividades de cobranza de servicios e impuestos; y la venta de mercadería de comercios minoristas a través de plataformas de comercio electrónico, venta telefónica y otros mecanismos que no impliquen contacto con clientes, bajo la modalidad de envío a domicilio o retiro”.

× Whatsapp