La crisis se siente en Villa de la Quebrada: comerciantes advierten una notable baja en las ventas

La festividad religiosa de Villa de la Quebrada no es ajena a la crisis económica que atraviesa el país: puesteros y comerciantes instalados en la localidad para esta fecha advirtieron que es notable la baja en las ventas, comparadas con años anteriores.

“Está difícil”, es la frase que más repiten los feriantes que debieron pagar hasta 15 mil pesos para poder instalarse en la Villa durante la temporada de festejo. El precio incluye la bajada de luz y el impuesto municipal por lo que comercializan.

Muchos de los comerciantes intentan mantener los precios de sus productos en los valores del año pasado o aplicarle una suba mínima, aunque baje el nivel de rentabilidad.

“Es poco lo que se gana porque el costo de las cosas son muy altas a comparación del año pasado, pero hay que rebuscársela de alguna forma”, señaló a la Agencia de Noticias un vendedor de La Punta, que tiene un puesto de comidas.

Un comerciante de embutidos de San Juan, habitué de la festividad, rememoró: “El año pasado a esta hora habíamos vendido el triple ya. La venta es muy floja pero es igual en todos lados, nosotros recorremos el país en los distintos festivales y en San Juan por las distintas ferias y eventos, y te puedo asegurar que nada que ver con el año pasado”.

Otro comerciante, Daniel Flores de San Francisco del Monte de Oro, coincidió en el diagnóstico: “Este año está siendo muy pobre. Generalmente el segundo día cae en cantidad de gente, pero coincidimos con los comerciantes en que la diferencia con 2018 es mucha”, indicó en declaraciones al Diario de la República.

× ¿Te ayudamos?