La debacle Argentina y sudamericana

Lo que hace algunas semanas nos enorgullecía, hoy nos acerca una preocupación. El fútbol argentino está en franco descenso. Y el sudamericano también. Así se refleja en este mundial.

De las 32 selecciones, 5 iniciaron la Copa con Directores Técnicos Argentinos en sus bancos, número que no iguala (ni siquiera se acerca) ningún otro país. Pero 3 ya quedaron eliminadas, una casi (Argentina) y otra empezó torcida (Colombia). Los equipos sudamericanos, además, tuvieron pobrísimas presentaciones hasta el momento.

Egipto con Héctor Cúper, Arabia Saudita con Juan Antonio Pizzi y Perú con Ricardo Gareca se despidieron del campeonato tras haber disputado (y perdido) solo dos partidos. Argentina, con Jorge Sampaoli, está al borde de quedar afuera y Colombia, con José Pekerman, arrancó con una derrota inesperada ante Japón y su futuro es incierto.

Los combinados sudamericanos, además, tienen una estadística bastante discreta: sólo Uruguay ganó hasta ahora (sus dos partidos pero con producciones de muy bajo nivel). Entre Argentina, Colombia, Brasil y Perú solo suman 2 puntos (empates de Argentina contra Islandia y de Brasil contra Suecia) en 6 partidos.

No es propiedad exclusiva de los europeos eso de ganarle a los “sudacas”: hasta un asiático (Japón) logró doblegarlos.

El panorama no es muy alentador. Brasil deberá recuperarse cuanto antes si no quiere perder el tren y Colombia aún más, ya que su grupo empezó con dos ganadores inesperados que ya sacaron una primera ventaja. Argentina espera un milagro, o algo más, para avanzar.

De los latinos, el mejor posicionado es México, que hasta el momento logró un histórico triunfo sobre Alemania. Los demás parecen no encontrarle la vuelta al campeonato.

 

 

Por Facundo Insegna.