La decisión de Huracán con los jugadores detenidos

Los dirigentes de Huracán tienen muchos motivos deportivos por qué preocuparse por las deudas económicas y un plantel diezmado que atraviesa un muy mal momento en la Superliga pero más allá de esa realidad, en el Globo dejaron de todo de lado, atendieron lo importante antes que lo urgente y suspendieron provisionalmente a Walter Pérez y Federico Marín, detenidos en Córdoba acusados de participar de una violación en manada en Villa Carlos Paz.

La suspensión de ambos contratos se presentó ante la AFA y Superliga, por la ausencia de ambos deportistas en el primer día de la pretemporada bajo las órdenes del nuevo entrenador Israel Damonte. Ambos jugadores, de 21 años e integrantes del plantel profesional, siguen detenidos en el penal de Bouwer.

Por la feria judicial no hubo grandes avances en la causa, que todavía se mantiene bajo secreto de sumario, aunque sí trascendió que Pérez fue reconocido por la víctima como uno de los violadores.

Huracán mostró su repudio a cualquier acto de violencia desde el primer día que se conoció la noticia y según pudo saberse aunque la suspensión es por tiempo indeterminado, la idea es que no vuelvan a jugar en el club y no ofrecerle ningún tipo de asesoría legal.

 

Fuente: 442

× ¿Te ayudamos?