La desconcertante acusación de la madre de Lucio Dupuy desde la cárcel

Magdalena Espósito Valenti, la madre de Lucio Dupuy, detenida junto a su pareja Abigail Páez, acusadas de haber asesinado a golpes a su hijo de cinco años en su casa de  La Pampa, rompió el silencio en una de las audiciencias judiciales para cuestionar a su ex pareja y padre del chico. 

A través de Zoom, las mujeres estuvieron el pasado lunes al mediodía en una audiencia virtual en la que también participaron el abogado de la familia paterna, José Mario Aguerrido, los abogados de las imputadas, Silvina Blanco y Pablo de Biasi, y el juez Daniel Ralli.

Aguerrido contó al sitio La Arena de La Pampa que el magistrado Ralli les brindó la palabra a las dos acusadas en el transcurso de la reunión. En ese sentido, detalló, Páez optó por no realizar ningún tipo de declaraciones, mientras que la madre de Lucio sí tomó la palabra y lo hizo para criticar al padre del menor asesinado, Christian Dupuy.

“Magdalena, ¿usted quiere manifestar algo sobre el tema?”, preguntó el juez Ralli a la acusada. De acuerdo al abogado de la familia paterna, Espósito Valenti respondió: “Quería aclarar que el término de víctima, al progenitor no le queda nada bien”.

De manera inmediata, el juez Ralli interrumpió la intervención de la acusada, ya que su frase no tenía relación alguna con el tema que se estaba tratando en la audiencia. “La manifestación debe ser relativa al trámite”, afirmó el magistrado.

El pedido de la familia de Lucio

Uno de los pedidos de la familia paterna era que las dos acusadas no compartieran celda, con el objetivo de que no puedan charlar entre ellas y montar algún tipo de coartada. El juez Ralli finalmente lo desestimó, por lo cual las dos detenidas permanecerán alojadas en celdas separadas pero del mismo pabellón, junto a otra reclusa acusada por un delito similar, del Complejo Penitenciario Nº 1 de San Luis.

“Fue una decisión que sorprendió. Nosotros lo pedimos a título preventivo porque hay que hacer todo para que no se genere daño al resultado de la investigación. Con el contacto entre ellas puede existir una obstaculización, ahora vamos a recurrir y resolverá el Tribunal de Impugnación Penal”, explicó Aguerrido.

Lucio murió en la madrugada del sábado 27 de noviembre tras haber sido internado en el Hospital Evita de Santa Rosa, La Pampa. El chico de 5 años presentaba hemorragias internas muy graves, y tenía lesiones compatibles a golpes y otras heridas que sufrió durante un tiempo prolongado.

Por ese motivo, el equipo de fiscales que trabajó en la causa solicitó la detención de la madre de Lucio y de su novia, a quienes se las acusó por el homicidio.

Fuente: Crónica