La desplazada conducción del PJ convocó a un congreso para el 18 de mayo

El desplazado presidente del PJ Nacional, el diputado nacional José Luis Gioja, apeló el fallo de la jueza federal María Servini de Cubría, quien dispuso la intervención del partido y designó como interventor al sindicalista Luis Barrionuevo.

La apoderada del PJ, Patricia Blanco García, aseguró que se trata de “un fallo político” y “no hay razón administrativa para intervenir el partido”.

Tanto Blanco como el abogado Eduardo López argumentaron que “no hay fundamentos jurídicos” para ordenar tal medida. “El partido funciona con sus órganos competentes. El fallo habla de elecciones perdidas”, resaltó Blanco García.

Por su parte, el abogado consideró que la resolución de la magistrada fue hecha “a medida de los peticionantes”. “Otra irregularidad es que no corrió vista al fiscal electoral (Jorge Di Lello)”, agregó el letrado.

A partir de este miércoles, Servini de Cubría tendrá tres días para decidir si concede o no la apelación de Gioja.

Consumado ese trámite, la desplazada conducción partidaria convocó a una reunión que se celebró en la Fundación Internacional para el Desarrollo Local, en el barrio de San Telmo, donde el diputado y ex gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, aseguró que “estamos más juntos que antes y más convencidos que este gobierno hace que cada argentino sea un poco menos feliz cada día”.

Aparte de Gioja, en la reunión se hicieron presentes el gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, Daniel Scioli, Fernando Espinoza, Daniel Menéndez, Víctor Santa María, Antonio Caló, Verónica Magario, Agustín Rossi, Juan Manuel Abal Medina, Cristina Álvarez Rodríguez, Fernado Gray, Leonardo Nardini, Sergio Urribarri, Julián Domínguez, Gabriel Mariotto y Beatríz Rojkés de Alperovich, entre otros.

Gioja destacó el apoyo recibido por casi todas las representaciones provinciales del PJ -solo faltaron las de Córdoba y Salta-, pero en rigor solo un gobernador se hizo presente: el puntano Alberto Rodríguez Saá.

En ese marco se acordó volver a reunirse el próximo 18 de mayo para ver la evolución del conflicto judicial.

Al cabo de la reunión, el sanjuanino anunció la decisión de ir a la sede partidaria, o mejor dicho a las proximidades de la misma, donde aguardaban militantes de la Tupac Amaru, la agrupación descamisados, gente de la UOM y militantes enviados por el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez.

Así fue que Gioja improvisó un acto en la esquina de Rivadavia y Matheu, en el que hablaron también Menéndez y la intendenta de La Matanza, Verónica Magario.