La emotiva carta de un hincha Estudiantes tras el descenso

Albiverde; Por ti conocí el Deporte, el Amor, la Amistad, la Música y el Espectáculo. Miles de consejos de los mayores, jugadores, Dirigentes, Amigos de la 1er. Hinchada “La Barra del Coliseo” y por ende, el significado de la alegría… pero también hoy, el del dolor.

Pasan los años y aún no sé cómo no sufrir con tu manera de retribuirme tanto sentimiento. Esta mística fusión que me has creado, fútbol y pasión.

Hoy peino canas, pasa el tiempo, con lágrimas y dolor te describo, esto que pocos perciben la pasión de tenerte. Ellos no entienden soy hincha; El de las cábalas, colocarme la camiseta verde y blanca, rezos, los Poncio Pilatos, velas, escuchar dos radios o ver la pantalla esporádicamente.

Fue orgullo verte en el Nacional B, desde aquel domingo 2 de noviembre de 2014 cuando más de mil fuimos de viaje a La Rioja, el día más emotivo y trascendente de tu Historia.

El primer partido en Nacional B, amistoso con Estudiantes de La Plata en nuestro viejo Coliseo, Copa Argentina; ganarle a Temperley en San Juan, y la noche de emociones, ¡Ingresa… Estudiantes de San Luis! que orgullo, como gritamos el gol de Mosset , hasta ese “choclazo” de G. Martinez que nos mato.

Te nos fuiste a Lobos, el desarraigo de 88 días, que dolor, hasta el trascendente momento de la vuelta a casa.

Tu regreso al Coliseo, Jueves 13 de 2016 que alegría, como no agradecer al Gobierno de La Provincia, ponernos al día, La refacción y hermosas obras en nuestro Coliseo Benoza Odicino, La donación de los terrenos de Nuestra futura Ciudad Deportiva, 27 Hectáreas. (Si lo logramos, uno de los más grandes del País).

Hoy mi tristeza e incertidumbre y me pregunto, que dirán “tito” Jardel, el “loco” Camargo o Iannizotto. Que decirle a los pibes de la 2008 y todos los infantiles, a los Juveniles locales, a los de Juveniles de A.F.A. (no participaremos más? ) que veían como ídolos ese equipo del Nacional B, ellos solos no fueron ni son los culpables.

Errores miles, hasta mi autocritica por no aportar más, desde aquella despedida de Arzubialde en el Coliseo, que sollozando me dijo “los hombres pasan, hagan de Estudiantes un Club gigante que ustedes pueden”. O Brasca cuando en el Ejercito Argentino manifestó; con lagrimas en los ojos “No hablen mas de mi, pongan todo para un Club Profesional…Social”.

Me pregunto cómo? Pertenencia, mas involucración, mas compromiso, mas profesionalismo y mostrar desde la comisión que se ha hecho, lo que de esta haciendo y como emprender con proyectos bien emprendidos retomar el camino. Ser limpios, mostrarles los números a los Socios, cada paso hacerlo con honestidad, transparencia y planificación. Delegar y controlar, algo importante no mezclar lo personal con lo profesional.

En los últimos días pasamos del cielo al infierno. Son dos lugares tan distintos, que terminan por parecerse uno al otro. Pero el amor no es perfecto, apenas pasaron tres días y lo increíble sucedió. Aún malherido tengo esperanzas por eso, hoy más que nunca, desde este momento seguiremos caminando juntos porque lo que no nos mata es el sentimiento y la pasión, nos hace más fuerte. como el fútbol, nos da revancha. Por eso, aunque tú no lo valores, yo seguiré aquí, a tu lado, en las muchas malas y en las pocas buenas. Ha! lo pedí a mi Familia, mis cenizas que se esparzan en nuestro glorioso Coliseo.

Cacho Sindulfo