La familia de Emiliano Sala sigue la búsqueda y espera un milagro

Un avión con familiares del delantero santafesino Emiliano Sala partió a primera hora del lunes, desde la isla de Guernsey, para recorrer el área de Alderney, el último punto que fue rastreado por los equipos de emergencia oficiales, que acumularon 80 horas de vuelo combinado para tratar de hallarlo.

Si bien los encargados de la pesquisa oficial advirtieron que no había expectativa de encontrarlos con vida, la familia todavía tiene esperanza de hallar el sitio donde cayó el avión Piper PA-46 Malibú donde viajaban el piloto David Ibbotson y Sala antes de desaparecer de los radares, a unos 20 km de la isla británica de Guernsey, situada en el canal de la Mancha.

A una semana de la desaparición del avión que lo transportaba desde Nantes a Cardiff, la búsqueda del futbolista argentino, de 28 años, persiste gracias al aporte económico privado y el empuje de su familia y amigos, quienes van “por el milagro” de encontrarlo con vida.

Los Sala llevan recaudados más de 300 mil euros a través del sitio web que abrieron para recibir dinero de todos aquellos que puedan colaborar para impulsar la búsqueda que fue cancelada por la policía de Gran Bretaña, el jueves pasado, tras tres días sin hallar ningún tipo de resultado.

Comenzó la búsqueda privada de Sala: Mbappé es el mayor donante de la causa
A Romina, la hermana del futbolista, este lunes se sumó su madre, Mercedes, para seguir de cerca la búsqueda por mar -con dos barcos- y por aire.

David Mearns, vocero de la búsqueda privada de la familia, explicó que ellos ven el caso “como una persona desaparecida, un avión perdido y seguirán hasta estar satisfechos con los esfuerzos realizados”.

“Hoy, incluso como un experto, mi forma de pensar está al lado de la familia. Eso es lo que estoy tratando de hacer, pero estamos tratando de darles el mejor consejo que podamos. Hay que apreciar que no conocen el medio ambiente, no conocen la geografía”, aclaró Mearns.

× ¿Te ayudamos?