La familia de Magalí Morales viajó a San Luis a declarar

Luego de meses de reclamo por el avance de la causa que busca determinar qué pasó con Florencia Magalí Morales mientras estaba detenida en una celda de la comisaría de Santa Rosa, su familia llegó a Merlo este miércoles para prestar declaración testimonial.

Acompañados por sus representantes legales, Santiago Calderón Salomón y Federico Putelli, las hermanas de Magalí Celeste y Alejandra, su sobrino, Nicolás y su papá Juan Carlos más tarde brindaron una conferencia de prensa donde dieron detalles sobre cómo fueron recibidos. También participaron organizaciones feministas que manifestaron “acompañar y abrazar” a la familia, quienes desde el primer momento sostienen que la mendocina de 39 años no se suicidó.

“Mi tía estaba golpeada, le faltaba un músculo de cuello. Muchas trabas por parte del juez Jorge Pinto, que defiende a la policía. No sabemos lo que hay, no sabemos si hay algo más” expresó Nicolás a la prensa y vecinos que se acercaron. “Mi tía estuvo en la cárcel, en un pozo ciego, la mearon, la denigraron y da mucha bronca e impotencia”.

El sobrino de Morales también apuntó contra el Comisario Heraldo Clavero, que estuvo presente en la comisaría la noche de la muerte de Magalí: “me dijo en la cara mirándome a los ojos ‘su tía se suicidó, la llevamos al hospital con una ambulancia’, todas mentiras”. Además, solicitó una audiencia con el gobernador “y ponga su conocimiento sobre lo que está pasando con este juez que pareciera que menosprecia a las mujeres”.

Por su parte, los abogados anticiparon que este viernes al mediodía se concretará una inspección ocular que habían requerido en la seccional 25°. En cuanto a la investigación, mencionó todavía esperan los resultados de la segunda necropsia que se encuentran en La Pampa, y una autopsia psicológica que se está elaborando.

“A días de la feria judicial no tenemos un procesamiento. No hay ningún sospechoso”, remató Calderón Salomón.