La función más odiada de Windows 11 incluso antes de su lanzamiento oficial

Estamos a cuatro semanas de su lanzamiento y Microsoft no tiene pinta de que vaya a arreglar la barra de tareas de Windows 11 para desgracia de millones de usuarios que la usan a diario.

Conforme se va a cercando la fecha de estreno, el 5 de octubre como bien sabéis, la realidad es que todo tiene peor pinta. Hasta el punto de que hay característica que ya son odiadas por todos los insiders que llevan semanas con él.

El lavado de cara del que tanto presume el nuevo sistema operativo de Microsoft es cierto que llama la atención, al menos a nivel de visual se nota que es algo nuevo y que quiere romper con el pasado.

El problema es que este cambio de interfaz debería ir de la mano de una mejora en la productividad y en el acceso a las aplicaciones que supusiera un verdadero cambio en la usabilidad del mismo. Y eso mismo es lo que no está pasando.

Según explican diferentes insiders, la barra de tareas ha sido remodelada a peor, dejando de mostrar la hora y la fecha en varios monitores, eliminando los iconos pequeños y  quitando la posibilidad de poder mover la barra de tareas por la pantalla.

Hay tantas cosas que faltan, explican estos, que sorprende que Microsoft esté lanzando un nuevo sistema operativo que hace retroceder cosas tan básicas en Windows varias décadas atrás.

Como hemos explicado, la barra de tareas ha sido revisada para eliminar gran parte de la personalización a la que los usuarios de Windows estaban acostumbrados.

Ya no se pueden activar los iconos pequeños ni desagrupar los iconos, ni siquiera se puede mover la barra de tareas a la parte superior o a los lados de la pantalla, ni ajustar su altura. Y otros tantos usuarios también echan de menos que el Administrador de Tareas no forme parte del menú contextual de la barra de tareas.

Todo esto ha desaparecido, ofreciendo un barra totalmente estática y que sólo permite una única opción de configuración. Que si bien valdrá para muchos usuarios, a los más exigentes se les va a antojar escasa a la primera semana de uso.

Fuente: computerhoy