La joven acusada de matar a su bebé en el Hospital del Sur asegura que no sabía que estaba embarazada

AUDIO: HÉCTOR ZAVALA (ABOGADO)

{mp3}zavala19092019{/mp3}

 

Las mujeres acusadas por la muerte de un bebé recién nacido en el Hospital del Sur, de la ciudad de San Luis, aseguran que desconocían de la situación de embarazo y que, ante el parto repentino en el baño del centro de salud, no supieron qué hacer.

Ambas, que son madre e hija, declaran este jueves ante el juez de la causa, Ariel Parrillis; en el mismo día en que vence la prórroga de 8 días solicitada por el abogado defensor, Héctor Zavala.

“Lo que van a declarar es lo que surge también de la prueba incorporada hasta ahora en la causa. Hay muchas testimoniales y todas indican lo misma que ellas venían aseverando cuando se las interrogó en el sumario policial: no sabían del estado de embarazo. Lo dicen los vecinos, los médicos que la recibieron, los del Hospital del Sur, los de la sala del barrio San Luis XV. Todos dijeron que no notaron que estuviera embarazada”, explicó el letrado, en declaraciones al programa Información sin Ruido.

Zavala consideró que, en este sentido, se debe hacer hincapié en que los médicos que atendieron a la joven y otros profesionales de la salud que la asistieron cuando sufrió un accidente de tránsito y después cuando concurrió a buscar un certificado, tampoco se dieron cuenta del embarazo.

Romina Jaime, de 21 años, concurrió en el mes de julio de este año, al Hospital del Sur acompañada por su madre, Mónica Zingman, por un fuerte dolor abdominal. Quedó internada y, en un momento determinado, ingresó al baño.

Allí dio a luz a su bebé, pero “creyó que nació muerto”, según dijo su abogado. La mujer, afirma el letrado, envolvió al pequeño en una campera, que luego entregó a su madre.

La madre le preguntó al médico que asistía a la joven qué debía hacer con la campera. El profesional le indicó que la tirara al tacho de residuos patológicos que había en el lugar. Zavala remarcó en este punto que ni la madre de la joven ni el médico se dieron cuenta que envuelto en el saco estaba el bebé.

“El bebé murió por asfixia. Pudo haber sido en el tacho de basura o antes”, reveló Zavala.

Por la hemorragia que tenía, Romina fue trasladada en ambulancia a la Maternidad Teresita Baigorria. Cuando llegó, reconoció ante el personal sanitario que había dado a luz en el Hospital del Sur. Recién ahí los profesionales del primer centro de salud en las que estuvo internada encontraron el cuerpo del niño.

Romina y Mónica fueron detenidas el lunes 9 de septiembre, acusadas de “homicidio calificado”.