La Justicia falló a favor de la venta de Zanella a Corven

Un fallo del Juzgado de Instrucción Penal N°3 de la ciudad de San Luis dejó sin efecto la medida cautelar presentada por la firma La Emilia y abrió el camino para la venta de la marca Zanella a la empresa IMSA – miembro del Grupo Iraola/CORVEN -.

La venta de los activos de Zanella había sido acordada por los propietarios de la firma y representantes de la fabricante de motos Corven, pero la transacción quedó trunca debido a la presentación de La Emilia (Motomel) y pese a que había sido autorizada por el Juez Civil N°4 de San Luis, Agustín Ruta.

El cuestionamiento judicial de La Emilia recayó en la Cámara Civil N°1, que entiende en el concurso de acreedores en el que se encuentra Zanella.

Tras la resolución judicial, Zanella emitió un comunicado (titulado: La Justicia desbarata una maniobra fraudulenta que pretendía frenar la operación de venta de Zanella) en el que explica el alcance de la medida y las acciones de venta a sus futuros propietarios, al tiempo que cuestiona el accionar de La Emilia.

La firma, cuya planta en San Luis está paralizada desde el año pasado, sostiene que el fallo del Juzgado Penal N°3, a cargo de Virginia Palacios Gonella, “determinó que se llevó a cabo una maniobra fraudulenta con la intención de inducir a error a la justicia en el marco de la presentación cautelar ordenada el 26 de diciembre de 2019 que le impedía a Zanella disponer de la marca y de otros activos, por lo cual dispuso que dicha medida quede inmediatamente sin efecto”.

El documento señala que la presentación judicial “llamativamente” coincidió con “una batería de acciones judiciales y mediáticas desplegadas por el empresario Marcelo Meller de La Emilia, con la intención de evitar la genuina operación de compra concertada entre Zanella y la empresa IMSA, miembro del Grupo Iraola/CORVEN”.

Considera también que la resolución judicial “es la primera demostración concreta de la serie de irregularidades promovidas por La Emilia en su afán de impedir la concreción de una operación concertada entre partes, en un marco de absoluta legalidad y transparencia, después de una extensa y colaborativa negociación”.

Por otra parte, señala que la venta “fue presentada y aprobada por la sindicatura y por las autoridades judiciales correspondientes, en el marco del concurso preventivo de Zanella Hnos y Cia S.A.C.I.F.I.” y que la vendedora se encuentra “en pleno uso de los derechos de propiedad que la empresa ostenta y que son indelegables”.

En el acuerdo de compra-venta IMSA se comprometió a “reiniciar las actividades productivas en la planta de San Luis ubicada en el parque industrial norte, mantener las fuentes de trabajo, impulsar el crecimiento de las actividades productivas y generar las condiciones adecuadas para promover la incorporación de más mano de obra”.

“Reiteramos nuestra plena confianza en la empresa IMSA, miembro del Grupo Iraola (CORVEN), una compañía nacional de más de 50 años de intachable trayectoria que produce y comercializa en el país exitosas marcas como Corven Motos, Bajaj, Kawasaki, Kymco y Mondial entre otras y que ha demostrado siempre una gran vocación industrial sostenida a lo largo de su historia empresaria, teniendo actualmente el 20% del mercado argentino de motocicletas”, agrega el comunicado de Zanella.

Y agradece “a la justicia de San Luis su correcta actuación y reivindicamos una vez más nuestro derecho de decidir sobre el destino de los bienes que son de nuestra propiedad, siempre dentro del marco de la ley y cumpliendo con nuestro mandato de garantizar la continuidad de la marca Zanella y de proteger las fuentes de trabajo”; mientras concluye: “Refrendamos también nuestro derecho de sospechar de supuestos intereses o propuestas provenientes de empresas que no reúnan las garantías que requerimos de trayectoria, confiabilidad y consistencia empresaria”.

× Whatsapp