La Justicia obliga al Estado a devolver tres autos de lujo secuestrados a narcos condenados

Eran usados como patrulleros de la Policía Bonaerense. Para los jueces Jarazzo, Toselli y Basílico “los automóviles no fueron instrumento de la tenencia” de la droga que vendían. Uno de los rodados está chocado.

La Justicia Federal rechazó mediante un fallo el decomiso de tres automóviles de alta gama que habían sido confiscados en operativos contra narcos y eran utilizados como patrulleros de la Policía Bonaerense.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, compuesto por los camaristas Nelson Jarazzo, Nicolás Toselli y Ricardo Basílico, consideró que “los vehículos no fueron instrumento ni ámbito de delito”.

“Tampoco puede sostenerse que los bienes cuyo decomiso se requiere hayan sido el producto del comportamiento acreditado”, agregaron en el fallo, por lo que dejaron sin efecto el pedido de decomiso definitivo que había sido elevado por el fiscal Hernán Schapiro.

El ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, calificó el fallo como “vergonzoso” y anticipó que van “a apelar” la medida.

“La Justicia decide devolverle los autos a las mismas personas que fueron condenadas por narcotráfico. Los jueces dijeron que con la droga que se secuestró no se compraron los autos. Obvio que no se compraron con esa droga porque se secuestró y nunca llegó a la calle”, indicó Berni en declaraciones este miércoles por la noche al canal Todo Noticias (TN).

Respecto al fallo, agregó: “Primero hay que apelarlo y segundo, se tiene que hacer responsable el fiscal de la causa porque nunca debería haber admitido que se produjera ese bache jurídico para dejar abierta la defensa a la posibilidad de esgrimir un causal de devolución como dispuso finalmente la Justicia”.

Los patrulleros son dos Mercedes Benz C200 Kompressor y un Peugeot RCZ que la fuerza bonaerense comenzó a utilizar meses después que se realizaron las detenciones, en noviembre de 2017.

El entonces ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo, y el ex jefe de la Policía, Fabián Perroni, anunciaron entonces que esos “bienes secuestrados a los narcotraficantes” serían “usados para prevenir el delito en la Provincia”.

Los narcos que originalmente eran propietarios del vehículo son Hugo Alberto Rivas y Justo Jaime Rosado González.

De acuerdo a la imputación, “entre el mes de octubre de 2016 y el 27 de noviembre de 2017 integraron una organización dedicada a la venta de estupefacientes”.

Ambos fueron condenados a 5 años de prisión por la tenencia de 43 kilos de cocaína.

Los operativos se realizaron en la localidad de Quilmes, donde hallaron droga empaquetada y envuelta con grasa mecánica roja para despistar a los perros antinarcóticos.

Además, tenía una cubierta de papel metalizado para no ser detectada en los pasos fronterizos y aeropuertos. Y en los panes de cocaína secuestrados había un detalle: tenían grabada la cruz esvástica, símbolo de la Alemania nazi de Adolf Hitler.

Para los jueces Jarazzo, Toselli y Basílico “los automóviles no fueron instrumento de la tenencia” de la droga que vendían.

En ese sentido, dieron a entender que los narcos no compraron los vehículos a partir de la venta de la cocaína finalmente decomisada.

Por eso ordenaron que los autos fueran restituidos a los condenados.

Sin embargo, el Peugeot RCZ fue chocado en 2018 en la Autopista Buenos Aires-La Plata.

En aquella oportunidad, dos automóviles embistieron al patrullero de alta gama, que se encontraba en un puesto policial y quedó destrozado.

A partir de la resolución del Tribunal Oral Federal 1 en primera instancia, los narcos condenados están en condiciones de reclamar la devolución de los autos e incluso de obtener una indemnización.

Fuente: Agencia NA

× Whatsapp