La legalización del aborto tampoco se aprobaría en el Senado con la próxima composición

Con todas las posibilidades matemáticas de convertirse en presidente de la Nación en octubre tras la amplia diferencia obtenida en las PASO, Alberto Fernández ha despertado grandes expectativas en aquellos sectores que abogan por la despenalización del aborto. No es para menos, pues el candidato del Frente de Todos representa particularmente al kirchnerismo, que se ha expresado mayoritariamente a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, si bien mientras fue gobierno no impulsó su aprobación.

Pero fundamentalmente porque el propio candidato presidencial ha confesado tener la “decisión política” de “despenalizar y legalizar” el aborto. “No quiero que se muera ninguna mujer más. Hay que despenalizarlo de inmediato”, sostuvo durante una entrevista que le hicieron en el canal Net TV, justificando su postura sobre lo que considera “un problema de salud pública”.

Para el caso de que llegue al poder, Alberto Fernández habla de dos instancias: despenalizarlo primero, “para terminar con la clandestinidad”, y luego legalizarlo, algo que no le resultará tan sencillo. En rigor, sería imposible con la composición que tendrá el futuro Congreso.

Resulta difícil estimar cuál sería el resultado de una votación en la Cámara baja, que no se sabe cómo estará compuesta a partir de diciembre pues las elecciones que lo determinarán aún no se han celebrado, y los nombres y la composición parlamentaria pueden variar sensiblemente de acuerdo con lo sucedido en las PASO. En el Senado, en cambio, el cálculo resulta más sencillo y sí puede hacerse una aproximación mucho más certera en función de lo que expresaron las primarias, que ya adelantaron una composición más o menos precisa de lo que será el cuerpo a partir del 10 de diciembre.

Según esos datos, un proyecto de legalización de la interrupción del embarazo no podrá atravesar con éxito una votación allí.

Una estimación hecha por este medio en función de las posturas expuestas por cada posible habitante del recinto del Senado a partir de diciembre permite anticipar que el resultado de una votación allí sobre el proyecto de IVE sería similar al registrado en la madrugada del 9 de agosto del año pasado: 38 en contra y 31 a favor del proyecto.

 

San Luis 24 Redacción Buenos Aires