La Ley Impositiva sigue trabada en Diputados ¿Qué pasará con los impuestos provinciales en 2019?

Cuando parecía que un acuerdo entre las dos facciones del oficialismo provincial en la Cámara de Diputados iba a dar vía libre al tratamiento de la Ley Impositiva Anual 2019, la sesión se quedó sin quórum por una decisión de la oposición.

Los “Albertistas” del oficialismo pretendían que la Comisión de Finanzas emitiera despacho en la reunión del martes, pero los “Adolfistas” dejaron sin quórum ese encuentro.

En plena sesión, este miércoles uno de los “Adolfistas”, Marcelo Sosa, presentó el tratamiento sobre tablas de la norma, pero la oposición, aprovechando las ausencias, se levantó del recinto y la sesión fue declarada “desierta” por el presidente de la Cámara baja, Carmelo Mirábile.

Diputados tanto del oficialismo (del sector “Albertista”) como de la oposición (de Avanzar y Cambiemos) advirtieron que la Ley debía tratarse esta semana, para que la próxima sea analizada y sancionada por el Senado, que se reúne por última vez – en período ordinario – el martes; un día antes de la última sesión de la Cámara baja.

“Si no se aprueba la Ley, el Gobierno se queda sin herramienta legal para cobrar impuestos desde el 1° de enero de 2019”, alertó Ramón Alfredo Domínguez, representante del departamento Pedernera, presidente de Finanzas y “Albertista”. Por su parte, el titular de la bancada opositora, el radical Alejandro Cacace, marcó que “la Ley Impositiva vigente sólo rige para 2018”.

Sin embargo, los opositores sostuvieron que el proyecto no podía someterse a votación sin análisis previo en Comisión y por eso, según argumentaron, se levantaron de sus bancas.

La iniciativa del Ejecutivo contempla un aumento promedio del 21% en los impuestos provinciales y tiene algunas “novedades” como el cobro de tributos a los “servicios digitales” como Netflix y Spotify.

Pero si la norma no sigue su trámite legislativo, el Gobierno deberá utilizar otras herramientas para llevarla adelante. Todavía queda una sesión en ambas cámaras, por lo que, acuerdos políticos mediante, hay tiempo para su sanción.