La madre de Marilyn Cejas se encadenó para pedir justicia y fue recibida por la jueza

Martha Mercau, madre de Marilyn Cejas, se encadenó este jueves por la mañana para pedir celeridad en la investigación por la muerte de su hija, ocurrida en julio de 2012 en la casa de su novio, que en ese momento era policía de la Provincia.

Marilyn murió al recibir un disparo de una pistola 9 mm en la sien izquierda, en un departamento de la calle Martín Güemes, de la capital puntana. Si bien se trataba del arma reglamentaria de su pareja, que trabajaba en el Comando Radioeléctrico, la investigación se centró siempre en que se había tratado de un suicidio.

De acuerdo a las primeras informaciones que brindó la Policía, la joven, que en ese momento tenía 23 años, se disparó luego de tener una fuerte discusión con su novio. Sin embargo, la familia nunca creyó en esa versión.

Tras innumerables reclamos, Mercau consiguió que la causa se reabriera, luego de haber sido archivada por el Juzgado de Instrucción Penal N°2. En su reapertura, recayó en el Juzgado N°3 y se inició una nueva investigación para determinar las causas reales de la muerte de su hija. Al no tener avances significativos, este jueves se encadenó en el ingreso al Poder Judicial para protestar.

La jueza penal N°3, Virginia Palacios, la recibió luego en su despacho para informarle la situación en la que se encontraba la causa.

“El 5 de agosto llegó una pericia de la Federal, sobre la cual la doctora (Palacios) resolvió pasarle vista a la fiscal y desde entonces estoy esperando que alguien resuelva; no sé si le corresponde a la fiscal o a la jueza, pero hace 6 años y 4 meses que la mataron a Marilyn y todavía no sabemos, pero yo sigo sosteniendo que Marilyn no se suicidó”, afirmó Mercau luego de la reunión con la magistrada.

La mujer reconoció que la pericia no arrojó un resultado demasiado contundente sobre la mecánica del episodio, aunque espera que siga la investigación.
“Quiero que se esclarezca el hecho, que se sepa la verdad. Para mí los responsables son los policías, los responsables del procedimiento (en la instrucción) que se hizo con total irregularidad”, señaló la mamá de la joven fallecida.

Palacios, por su parte, señaló: “Entiendo que Martha se encadene porque es mamá, pero en esta causa hemos dejado todo y le di mi palabra que hasta que no se agotaran todas las medidas de prueba, la causa no se iba a cerrar”.

“Hasta que no tengamos la certeza sobre cuál es la hipótesis de la muerte, el caso no se va a cerrar”, aseveró y reveló que “hay conclusiones en el marco de la instrucción policial que no son claras”.

La magistrada también le pidió a la agente fiscal N°2, Sonia Fernández, que interviene en la causa, que tome “un rol más activo” en la investigación.

“Necesito que me ayude. Las medidas de prueba que solicitó fueron que la citen a declarar a Martha y que se conforme un equipo de profesionales ajenos a la policía para que tengan a su cargo la reconstrucción o llegar a la hipótesis de la causa de la muerte”, remarcó.