La mamá de Guadalupe recibió una llamada extorsiva desde Rio Negro, pero descartan que la nena esté en esa provincia

La madre y la abuela de Guadalupe Belén Lucero se reunieron este jueves con el juez Penal N°2, Ariel Parrillis, que tiene a su cargo la investigación por la desaparición de la nena, y recibieron información sobre el avance de la causa.

“Nos dio un poquito de tranquilidad, estamos esperanzados que en cualquier momento la nena esté con nosotros”, dijo Silvia Domínguez, abuela de la pequeña desaparecida, al salir de Tribunales.

El magistrado informó a los familiares de Guada que uno de los llamados que había recibido Yamila Cialone, mamá de la pequeña, provino de un teléfono de Río Negro. “Están identificadas las personas que llamaron. Dejaron el teléfono en mudo, no hablaron. La Policía se movió rápido. Se descartó que Guadalupe estuviera en ese lugar”, explicó el abogado de la mamá de la niña, Santiago Olivera Aguirre.

Ese caso quedó en manos de Delitos Informáticos, pero no se informó si había detenidos.

En los llamados que recibió Yamila, se escuchó la voz de una niña que la madre asegura es su hija.

“La abuela y Yamila querían hablar con el juez, lo único que las va a tranquilizar es que le devuelvan a su hija”, resumió Olivera Aguirre.

Yamila pidió al magistrado “que me dé respuestas”, porque “ya son 10 días” desde que desapareció la pequeña.

× ¿Te ayudamos?