La Municipalidad puso en marcha el protocolo de intervención por violencia laboral, discriminación de género y acoso

La Municipalidad de San Luis puso en marcha este lunes el protocolo de intervención por violencia laboral, discriminación de género y acoso en el ámbito de la administración municipal. De igual manera se estableció la figura de la “Licencia Laboral por Violencias de Géneros”.

 El intendente Sergio Tamayo firmó la promulgación de las ordenanzas que reglamentan estas iniciativas, que alcanzan a los tres poderes municipales. Lo acompañaron en el acto la directora de Género y Diversidad del Municipio, Cristina Tempestini, la concejala, Daniela Serrano, y el secretario de Hacienda, Nicolás Carpio.

El protocolo tiene por objeto prevenir, sancionar y erradicar la violencia laboral y brindar protección a víctimas, denunciantes y testigos.

“La Municipalidad no contaba con el protocolo, así que era uno de los proyectos que teníamos en nuestra planificación. A través del contacto con el Concejo Deliberante, con la comisión y el sindicato de ATE se presentó el proyecto” explicó Tempestini.

“Por un lado, la licencia laboral puede ser tanto por violencia doméstica o violencia laboral. En el caso del protocolo, es para la intervención por violencia laboral, discriminación por género y acoso. Es bastante abarcativo, para mujeres, varones y diversidades que tenemos en el Municipio”, agregó.

Por su parte, la concejala Daniela Serrano, una de las impulsoras del proyecto, expresó que tanto el protocolo como la licencia son de intervención. Una vez que el Estado municipal toma conocimiento de que hay un caso de violencia de género o de violencia laboral, hay un equipo interdisciplinario con profesionales capacitados para abordar los casos, que se van a poder abordar con instancias nacionales y provinciales que trabajan esta temática.

“Con esto se viene a institucionalizar la perspectiva de género y otorgar este derecho que es fundamental” concluyó.