La NASA y SpaceX lanzan al espacio calamares luminiscentes y «osos de agua»

Los investigadores de la agencia espacial estadounidense pretenden averiguar cómo afecta el vuelo espacial a las interacciones entre los microbios y sus huéspedes.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) prepara una nueva misión espacial para los próximos días, en colaboración con SpaceX, compañía de Elon Musk. Será la 22ª misión comercial de reabastecimiento de carga a la Estación Espacial Internacional desde el centro espacial Kennedy de la NASA, y la fecha de lanzamiento está prevista para no antes del 3 de junio.

Sería una misión más, si no fuera porque en ella mandarán unos diminutos calamares hawaianos y varios tardígrados, conocidos comúnmente como osos de agua por su aspecto y movimientos. El objetivo será el estudio de su comportamiento en el espacio y sus interacciones químicas y moleculares entre los microbios beneficiosos y sus huéspedes animales. Para esta última tarea serán claves los pequeños calamares, que brillan en la oscuridad gracias a unas bacterias bioluminiscentes.

Calamares hawaianos

La respuesta que pretende responder esta misión es si los vuelos espaciales afecta a la relación mutuamente beneficiosa y la comprensión de las interacciones entre los animales y los microbios, incluyendo nuevas vías que estos últimos usan para comunicarse con los tejidos animales.

Los conocimientos resultantes pueden servir de ayuda para desarrollar nuevas formas de proteger y fomentar estas relaciones, contribuyendo al desarrollo de nuevas medidas de protección y mitigación para “preservar la salud de los astronautas en las misiones espaciales de larga duración”, destaca la NASA en un comunicado. Asimismo, los resultados también podrían servir para mejorar la salud humana en la Tierra.

“Los animales, incluidos los seres humanos, dependen de sus microbios para mantener un sistema digestivo e inmunitario saludable”, apunta Jamie Foster, investigadora que lidera el estudio de la microgravedad en las interacciones microbianas en los animales.

La misión de los tardígrados

Por otra parte, estos animales (los microorganismos más resistentes de la Tierra en condiciones extremas) servirán para estudiar los mecanismos de adaptación para sobrevivir en el espacio. Además, podrían resultar vitales para comprender mejor los factores de estrés que afectan a los humanos en el espacio, para así poder contrarrestarlos.

“Una de las cosas que nos interesa mucho es entender cómo sobreviven y se reproducen los tardígrados en estos entornos y si podemos aprender algo sobre los trucos que utilizan y adaptarlos para salvaguardar a los astronautas”, asegura el investigador principal, Thomas Boothby. De acuerdo con CNN, serán cerca de 5.000 osos de agua y 128 calamares hawaianos los que se envíen al espacio.

Fuente: Diario AS

× Whatsapp