La pelea de los Rodríguez Saá: ¿Se disputan la candidatura a Gobernador?

Empezó Felipe Tomasevich, ministro de Obras Públicas e Infraestructura, con un posteo en Facebook para desmentir a Clarín y desestimar su potencial candidatura a gobernador. Siguieron dirigentes de “segunda línea” – siempre en redes sociales o a través de medios periodísticos – con el mismo mensaje. Ahora se sumaron también intendentes, como Ricardo Callegaro de El Volcán, por ejemplo. “Alberto Rodríguez Saá es el candidato natural a la gobernación en 2019”, repiten todos.

No debería ser extraño: es el actual gobernador, fue uno de los principales artífices del batacazo que dio su hermano Adolfo en las elecciones para Senador nacional el año pasado, y encima suma apoyo entre la dirigencia oficialista. Pero sí lo es: hace una semana comenzaba a circular por Whatsapp un audio de Adolfo Rodríguez Saá anunciando su candidatura y acompañado por un spot con la música de la canción “Dale vieja, dale”.

¿Hay pelea entre los hermanos? “Se me estruja el corazón”, dijo Alberto esta semana al ser consultado por las diferencias con su hermano al momento analizar el crédito solicitado por el gobierno nacional al Fondo Monetario Internacional.

La primera “disputa pública” la tuvieron a mediados de marzo, cuando se organizó la cumbre peronista en La Pedrera, copada sobre todo por dirigentes kirchneristas. Alberto convocó a la militancia no sólo a asistir, sino también a organizar el encuentro y encargarse de la recepción de los visitantes que llegaron desde varias provincias. Adolfo, como presidente del PJ de San Luis dijo que no iba a asistir y que el partido no había sido invitado.

La semana que pasó, otra vez se mostraron distantes: tuvo fuerte repercusión en medios locales y nacionales la postura de Alberto contra las políticas económicas de Macri y la concurrencia al FMI para pedir un salvataje, como también la firma de Adolfo al documento que los presidentes de bloques del Senado acercaron al Presidente para reafirmar su compromiso para defender “los intereses de todos los argentinos”.

Sobre eso le preguntó Any Ventura al actual gobernador, en una extensa entrevista en AM 750. “Con Adolfo hay alguna mirada distinta que me estruja el corazón pero espero seguir en el mismo camino”, dijo el mandatario el martes de esta semana.

En el medio, Adolfo descartó en algunas oportunidades estar peleado con su hermano: “¡Cómo va a haber una pelea con Alberto, por favor!”, se sorprendió ante la pregunta el 1 de abril, en la apertura del período de sesiones ordinarias de la Legislatura provincial. Días después, la respuesta era similar ante un grupo de periodistas que lo abordaron en la peatonal de la capital puntana.

El senador nacional gobernó la provincia 5 veces, después fue presidente y luego senador. En mayo de 2017, en plena campaña para las PASO de ese año, anticipó que “me gustaría volver a ser gobernador de San Luis”. El fin de semana pasado lo ratificó, con el divertido spot de por medio.

Los dirigentes que se pronunciaron en favor de la “candidatura natural” de Alberto, también le quisieron poner un freno a Adolfo: “Estamos a más de un año de la fecha de las posibles elecciones….considero apresurado y totalmente imprudente hablar de candidaturas en medio del actual escenario nacional”, posteó Tomasevich.

No hubo respuestas por parte del “Adolfismo”; su estrategia se limita a seguir con los audios de WA y los posteos en las redes sociales. Hasta ahora, mal no le fue.

Falta, es cierto, más de un año para las elecciones pero, por las dudas, algunos dirigentes ya se van acomodando.