La promesa que le puede cambiar la vida al carnicero absuelto por matar a un ladrón

Apenas unos minutos después de que un jurado popular lo declarara inocente, el carnicero Daniel “Billy” Oyarzún comenzó a pensar en su futuro. “¿Qué viene ahora?”, fue la consulta. Su respuesta demoró pocos segundos: “Sólo quiero seguir criando a mis hijas y laburar para poder volver a tener mi carnicería, con dignidad, como hice siempre. Nunca fui un justiciero, siempre fui un laburador”, aseguró.

Fue justamente en esa carnicería, bautizada “Billy Youu”, ubicada en la localidad bonaerense de Zárate, donde lo asaltaron el 13 de septiembre de 2016.

Un ladrón apuntó con un arma a la cuñada de Oyarzún y tomó 5.000 pesos que el comerciante tenía guardados para pagarle a un proveedor. El carnicero intentó defenderse. “Él me disparó. Yo hice un planazo (golpe hecho con la parte plana de un cuchillo) para asustarlo y que se fuera, pero tiró de nuevo antes de escapar”, contó durante el juicio.

El carnicero estuvo detenido tres días. Al salir tuvo que modificar su vida. Debió mudarse tres veces, tras recibir varias amenazas. Hace tres meses decidió cerrar su carnicería, agobiado por “las deudas, las bajas ventas y el estrés”.

En ese camino para volver a tener su comercio, “Billy” ya recibió una promesa que lo ilusiona. “El dueño del frigorífico en el que está trabajando le dijo que si salía de esta le iba a dar más trabajo, lo iba a poner como encargado y lo iba a ayudar a que crezca y pueda volver a tener lo suyo”, contaron sus allegados a Clarín.

Gabriel, hermano de “Billy” adelantó que lo acompañará. “Tengo proyectos en la cabeza. Ahora, con más razón, lo voy a hacer con él. Siempre va a ser al lado de él”, remarcó. Y agregó: “Nos fundimos. Estamos allá abajo. Igual nos levantamos porque mi viejo nos enseñó a trabajar desde chicos, con un carro”.

Fuente: Clarin

× ¿Te ayudamos?