Provincia advierte que el transporte “sufrirá una crisis sin precedentes” desde el 1° de enero

El ministro de Gobierno, Justicia y Culto de San Luis, Eduardo Mones Ruiz, se reunió este lunes con 11 empresarios del transporte para hablar sobre la quita de subsidios nacionales, y advirtió que desde el 1º de enero Argentina “sufrirá una crisis sin precedentes” por la quita de los beneficios al sector.

El titular de la cartera de Gobierno adelantó que espera un audiencia en el Ministerio de Transporte de la Nación, para luego reunirse nuevamente con los empresarios locales y definir una adecuación de la tarifa y reestructuración de frecuencias.

Mones Ruiz recibió este lunes a Mabel Tyempertyopolos (Polo SRL), Miguel Baldoni (Travelsur SRL y Panamericana SRL), Rosa Gómez Roy (María del Rosario), Raúl Sosa (Sol Bus SRL), Juan Ocaño (Panaholma SRL), Javier González (Juana Koslay SRL), Martín Rubén Martínez (Blanca Paloma SRL), Raúl Sosa (Line SRL), C&C Viajes, y Alejandro Gamba (Transporte Barloa).

“La Argentina se encuentra en una crisis terminal porque el presidente Macri eliminó del presupuesto nacional casi todos los subsidios al transporte, que rigen desde el 2001. El sistema de subsidios nacionales al transporte, que lo hacía Nación por $100 mil millones, ahora pasará a tener un fondo de sólo $6.500 millones, de los cuales $5.000 millones serán para compensar la tarifa en las capitales provinciales, mientras que el resto lo manejará a discreción el gobierno nacional”, explicó el Ministro, tras la reunión con los transportistas.

Mones Ruiz afirmó que “el 1º de enero Argentina sufrirá una crisis de transporte sin precedentes” y detalló que “sin subsidios, la tarifa se multiplicará por tres, provocará reestructuración de personal en las empresas y eliminación de frecuencias, entre otras consecuencias”.

El funcionario recordó que hace 15 días pidió una reunión con el titular de Transporte, Guillermo Dietrich, pero todavía no fue recibido en la Casa Rosada.

El Ministro político del gabinete de Alberto Rodríguez Saá aprovechó para cuestionar, otra vez a los diputados nacionales por San Luis que dieron quórum para que la Cámara baja tratara el presupuesto nacional. “Los que representan los intereses de las provincias y de sus habitantes son los legisladores nacionales, pero no escuché a ninguno de San Luis hablar de transporte ni que plantearan en serio cuando debatieron el presupuesto nacional. Si bien votaron en contra (el presupuesto), dieron quórum sin plantear el problema que se venía con el transporte”, remarcó.

En este sentido, cuestionó también a los legisladores opositores, Claudio Poggi (senador) y José Riccardo (diputado), que “votaron el presupuesto nacional sin importarles lo que pasaría con el transporte”.

Raúl Sosa, titular de la empresa Sol Bus, por su parte, sostuvo: “En San Luis estamos tratando de ver el menor impacto posible que pueda generar esta situación”.

Y aseveró que la quita de subsidios nacionales al transporte de pasajeros es total: “Las empresas no percibirán ningún tipo de subsidios, que en San Luis significan $40 millones mensuales, que cubren el 70% de los ingresos de las empresas”.

Sosa señaló que pidieron un reajuste tarifario hasta enero del 30%, porque desde septiembre todas las empresas de San Luis “no percibimos nada, ya que a la Provincia la ha discriminado el gobierno nacional”.

“Para enero esperamos una situación muy complicada, porque sin los subsidios las tarifas tendrían que triplicarse, como por ejemplo la de San Luis-La Punta debería costar $45, y por más que traslademos el costo completo al boleto, la gente no tendrá cómo afrontarlo”, alertó el titular de Sol Bus.