La RAE rechazó el lenguaje inclusivo pero aceptó “Guasap”, “Yutubero” y “tqm”

La Real Academia Española publicó el “Libro de estilo de la lengua española”, el primer trabajo de la entidad que trabaja sobre el estilo, y abarca tanto al habla como a la escritura.

En esta publicación, la RAE rechazó nuevamente el uso del lenguaje inclusivo y consideró como “innecesarios” los términos “todes”, “todxs” y “tod@s”. El uso de “e”, “x”, o “@” para indicar el género fue rechazado para cualquier palabra.

Esta nueva publicación está enfocada principalmente en el mundo digital. Es más, uno de los capítulos se titula “Escritura y comunicación digital”, donde la entidad explica la utilización de neologismos en redes sociales y en publicaciones digitales, los ámbitos dónde más repercusión tuvo el lenguaje inclusivo en el país, y dónde más fue defendida por quienes lo utilizan.

Las nuevas recomendaciones generaron el rechazo de algunos de los defensores del lenguaje inclusivo en las redes, ya que en el nuevo libro aceptan el uso de otros neologismos como “Guasap”, para referirse al Whatsapp, “Yutubero” en lugar de “Youtuber” y reconoce el uso de las siglas “tqm” en vez de “Te quiero mucho”.

Pero esta no es la primera vez que la RAE se expresa en contra del lenguaje inclusivo: ya desde 2012, la entidad rechazó en un informe la utilización del lenguaje inclusivo por “violar varias reglas gramaticales”.

Hace algunos meses, el director de la institución, Darío Villanueva Prieto, también se manifestó en contra. Aseguró que el cambio fue analizado y descartado por la RAE, y planteó que los cambios que se realizan en el lenguaje pueden tener resultados “imprevisibles”, además de afirmar que usar la letra “e” para referir al género fue calificado por la academia como “discriminatorio”.

Con esta última publicación, la RAE mantuvo su postura sobre el tema. El próximo debate se llevará a cabo en diciembre, cuando la entidad debata la aprobación de un informe presentado por el Gobierno español para modificar la constitución del país con la incorporación del lenguaje inclusivo.