La Rioja: Cada 10 nacimientos internan a una mujer por aborto clandestino

En La Rioja, cada 44 horas, una adolescente llega a un hospital con complicaciones por un aborto clandestino. A lo largo de 2016, fueron atendidas con ese cuadro 198 chicas menores de 19 años, el doble que en 2015, cuando fueron 96. Pero tal vez el dato más dramático que revelan las estadísticas oficiales del Ministerio de Salud de la provincia, es que hubo 31 internaciones por aborto de nenas de entre 10 y 14, y la misma cantidad, por parto. En total, en los últimos cinco años, llegaron con complicaciones por aborto, solo al sector público, 3850 mujeres. En 2016, fueron 840: una internación por aborto por cada 10 nacimientos. “Cuando los funcionarios riojanos dicen que no hay mortalidad por aborto en La Rioja, están ocultando la alta tasa de morbilidad por esta causa, es decir, todas aquellas mujeres, muchas de ellas adolescentes e incluso niñas, que sufren graves secuelas físicas y psíquicas, que pueden llegar a quedar sin útero, con diálisis de por vida o con los pulmones con distintas disfunciones orgánicas, en los casos más graves”, advirtió la médica Paula Juárez, especialista en Terapia Intensiva y Obstetricia Crítica del Hospital de la Madre y el Niño, de la capital riojana.

 

Juárez es, además, integrante del Comité de Obstetricia Crítica de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir. En una entrevista con este diario, habló de la doble moral de los médicos en esa provincia y contó que “en el pasado muchos abortos se realizaron dentro del hospital sin que fuesen ingresados a los registros médicos ni de enfermería”.

 

A pesar de los datos oficiales, el gobernador Sergio Casas, del Frente para la Victoria, prefiere mirar para otro lado. La semana pasada se fotografió con el pañuelo celeste, símbolo antiderecho, expresó su rechazo al proyecto de Ley de IVE y pidió a los senadores que voten en contra. Los tres senadores de la provincia, Inés Olga Brizuela y Doria, el ex ministro de Defensa, Julio Martínez, de Cambiemos, y el peronista Carlos Saúl Menem, ya anunciaron que se oponen a la despenalización y legalización del aborto. Solo uno de los cinco diputados nacionales riojanos apoyó la media sanción.

 

La Rioja encabeza el ranking de provincias con tasa más alta de embarazo no intencional en la adolescencia: casi ocho de cada 10 chicas menores de 20 años que se convierten en madres cada año, declararon que no buscaron ni desearon ese embarazo, según las estadísticas oficiales del Sistema Informativo Perinatal. Esta es una de las muestras del fracaso de las políticas públicas de prevención de los embarazos no intencionales en la provincia, donde el 16,8 por ciento de los nacimientos corresponde a madres adolescentes o niñas. La otra muestra son las chicas que llegan a las guardias con complicaciones por abortos.