La UTA en alerta por el polémico proyecto de “taxis compartidos”

La seccional San Luis de la Unión Tranviario Automotor y la presidencia de Transpuntano manifestaron su preocupación por el proyecto para impulsar los “taxis compartidos” presentado por el concejal de Unidad Justicialista, Juan Domingo Cabrera.

 

La iniciativa apunta a que la prestación del servicio sea brindada por vehículos con una antigüedad no mayor a los 10 años y “será obligatoria el uso en sus unidades del cobro electrónico”, detalló el edil en las redes sociales. Los conductores deberán respetar cierta exigencia de vestimenta y deberán llevar cartelería que los identifique.

 

La propuesta prevé un sistema de seguimiento de los vehículos “tipo UBER” y los taxistas podrán incorporarse al sistema “siempre y cuando cumplan con los requisitos exigidos”.

 

Ante la inminente presentación del proyecto, el interventor de la UTA, Alberto Ayala, y el presidente de Transpuntano brindaron este martes una conferencia de prensa para manifestar su preocupación por la idea que podría ser aprobada en el Concejo.

 

“Repudiamos ese proyecto porque puede llegar a pasar lo que ocurrió hace algún tiempo cuando teníamos autos compartidos y servicio de trafic; eso nos costó varios puestos de trabajo y lo que queremos es reservar las fuentes laborales”, indicó Ayala.

 

El gremialista dijo que la iniciativa “no sólo va a afectar a Transpuntano sino al transporte en general de la ciudad y a ciudades cerca, como el caso de La Punta”.

 

Además, remarcó que incluso los taxis podrían verse afectados. “Estamos en comunicación (con los taxistas) para tener una reunión para tratar este tema”, señaló.

 

Ponce, por su parte, informó que “analizamos los antecedentes que ya ha habido en la ciudad de San Luis y consideramos sumamente perjudicial para nuestra empresa este tipo de iniciativas, y creo que también hay una oposición férrea de los propietarios de taxis”.

 

El titular de la Sapem resaltó que “cuando vienen este tipo de situaciones, a la larga, el que sufre es el trabajador, porque al no haber demanda de público para subir a las unidades, las vamos a tener que parar y eso significa una pérdida laboral”.

 

El presidente de Transpuntano indicó que la empresa cuenta, en la actualidad, con 330 empleados, de los cuales 230 son choferes.