“La violé y la maté”: la confesión del femicida de Cecilia Basaldúa, la mochilera asesinada en Capilla del Monte

Se trata de un joven de 23 años que alquilaba caballos en el monte.

“La violé y la maté”. Un joven de 23 años fue detenido por el femicidio de Cecilia Basaldúa, la mochilera que fue violada y estrangulada durante el aislamiento social obligatorio en la provincia de Córdoba. El cuerpo fue encontrado el sábado, a pocos metros del basural de la localidad de Capilla del Monte. Los resultados de la autopsia y cómo sigue la causa por el femicidio.

La fiscal de la causa, Paula Kelm, ordenó en las últimas horas la detención del principal sospechoso quien, de acuerdo a fuentes judiciales, habría confesado el crimen ante la Fiscalía. Identificado como Lucas Adrián Bustos, vivía a menos de un kilómetro del lugar en el que encontraron el cadáver.

Bustos fue imputado y es el único sospechoso de la causa, caratulada como “abuso sexual con acceso carnal y homicidio calificado por violencia de género y criminis causa”. Alquilaba caballos en la zona del Valle de Puntilla, el último lugar que Cecilia fue vista con vida por una familia que declaró haberle dado agua.

La fiscal aguarda ahora la pericia completa de la autopsia, dado que el cuerpo presentaba “heridas defensivas en distintas partes, cuya naturaleza y extensión deben ser complementadas con estudios antatomopatológicos y químicos”.

De acuerdo al reporte oficial, la muerte fue “violenta, no natural”; dado que se encontraron lesiones compatibles con una “asfixia por estrangulamiento”, así como “heridas defensivas”. Se tomaron pruebas para determinar si quedaron restos del ADN de su agresor.

La última vez que Cecilia mantuvo contacto con su familia fue el domingo cinco de abril y la familia realizó la denuncia tres días después, luego de recibir el llamado del hombre de la casa en la que se hospedaba. “Nos dijo que había tenido un ataque psicótico y que se había ido el domingo. Ella nunca había tenido ningún problema de ese tipo. Fue totalmente sorpresivo”, sostuvo el hermano, al tiempo que lamentó: “Lamentablemente perdimos tres días valiosos entre el domingo y el miércoles”.

Pese a haber estado desaparecida 20 días, el reporte forense sostiene que la data de muerte “podría haberse producido hace más de siete días atrás”.

“Nos dijo que tuvo un brote psicótico y que se fue”

Cecilia fue vista por última vez el pasado cinco de abril en el Valle de Puntilla, cuando pidió agua en una casa. También fue vista en la zona denominada Tres Puentes -de la misma localidad en la que encontraron su cadáver-, ubicada a 110 kilómetros de la capital cordobesa. En la búsqueda, se encontraron algunas de sus pertenencias en la casa del hombre en la que se alojaba: la riñonera con sus documentos, su teléfono celular y su computadora.

El último contacto que Cecilia mantuvo con su familia fue el domingo cinco de abril, cuando se comunicó en el grupo de WhatsApp que comparten. “Nos dijo que estaba bien y que estaba contenta porque tenía vista al Cerro. El domingo dejó de escribirnos”, advirtió Susana Reyes, su mamá.

Cronología del femicidio

*Cecilia nació en la Ciudad de Buenos Aires y recorría latinoamérica desde hace cuatro años.

*Al momento de su desaparición, se encontraba alojada en la casa de un hombre en la ciudad cordobesa de Capilla del Monte.

*La última vez que se contactó con su familia fue el domingo cinco de abril por WhatsApp.

*”Estoy bien y contenta, porque tengo vista al cerro”, fue el mensaje que les envió.

*Una familia reconoció haberla visto ese mismo día pidiendo agua a pocos kilómetros del lugar en el que se hospedaba.

*Recién el miércoles el dueño del lugar llamó a su familia para decirle que se había ido “en medio de un brote psicótico”.

*Su cuerpo fue encontrado 20 días después en un descampado.

*La autopsia confirmó que fue violada y asesinada.

Fuente: Big Bang News

× Whatsapp