Las violaron, las golpearon y las quisieron prender fuego: una joven murió y la otra espera justicia

Una joven que sobrevivió a un intento de femicidio cometido hace cuatro años en la localidad bonaerense de Punta Lara, pelea contra la burocracia del Tribunal Oral Criminal N° 5 de La Plata, que dilata sin razones aparentes la elevación a juicio de la causa que la tiene como particular damnificada.

La noche del 8 de julio de 2017, Ana Laura González cenaba en la casa de su amiga María Emma Córdoba, cuando cerca de la medianoche “Anita”, abrió la reja para hacer ingresar los perros de la dueña de casa, que se estaban mojando por un chaparrón y fue sorprendida por un hombre que, a punto de pistola, la obligó a meterse adentro.

Las siguientes dos horas fueron realmente dramáticas. El agresor Ariel Báez, forzó a las amigas a tocarse entre ellas, las orinó y las golpeó en reiteradas ocasiones con la punta de una pala.

Pero no contento con la brutalidad de su acto y su comportamiento despreciable y pensando en que estaban muertas, las roció con licor de melón e intentó prenderlas fuego, para luego irse tranquilamente con rumbo desconocido llevándose la llave de la vivienda.

Emma lamentablemente no pudo soportar el salvajismo del hombre, pero Ana se salvó de milagro y pudo salir a la calle y pedir ayuda.

La acta policial de esa trágica jornada afirma que “una joven semidesnuda con lesiones ostensibles gritaba ‘Auxilio, ayúdenme, que está ahí tirada muerta, la mató y nos violó a las dos”.

El testimonio de la sobreviviente fue más que suficiente para identificar y capturar a Ariel Báez, un vecino María Emma Córdoba.

Durante el allanamiento, se encontró una mochila de una de las víctimas, su tarjeta sube, su celular, el DNI de Emma, el carnet de la facultad y hasta sus maquillajes. Además, se secuestró ropa ensangrentada y un revólver calibre 38 plateado, que utilizó el día del ataque.

Lo particular es que cuando lo fueron a buscar, simulaba dormir junto a su mujer y su hija recién nacida.

La imagen de Báez en el penal de Marcos Paz.

Báez fue acusado de los delitos de violación de domicilio, privación Ilegal de la libertad agravada, abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal agravado por el empleo de arma, tentativa de homicidio y homicidio doblemente agravado con ensañamiento y mediando violencia de género, hurto, y tenencia de estupefacientes con fines de comercialización. 

Por lo que se desprendió de la causa, solo existió un conflicto vecinal por el ladrido de los perros, entre Ariel Báez y Damián en el tiempo en que el ex novio de Emma convivió con ella.

El pedido de Justicia de Ana Laura González, una de las víctimas del ataque.

Una espera que desespera a cualquiera

Increíblemente ya pasaron todas las etapas procesales y hace nada menos que 4 años que Ana espera una audiencia de debate oral y público que permitirá una sentencia.

La víctima, no sólo tuvo que sanar todas las heridas, recuperarse psicológicamente para tomar coraje y dar su testimonio, sino que además de sobreponerse a la violencia machista, debe soportar la burocracia de un sistema judicial que lejos de protegerla, las revictimiza.

Fuente: Crónica

× ¿Te ayudamos?