Le dieron 5 años de prisión a un hombre por abuso sexual

Este jueves, la Cámara Penal Nº 2 de San Luis, condenó a cinco años de prisión a un hombre por encontrarlo culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa. De esta manera concluyó el juicio oral y público que comenzó anteayer, por un hecho ocurrido en el Departamento Pringles en 2019, en contra de un menor de edad.

Previo al veredicto, en horas del mediodía, el tribunal integrado por Hugo Guillermo Saá Petrino, Fernando Julio de Viana y Sandra escuchó los alegatos de las partes. En primer lugar habló el fiscal de Cámara Nº 2, Dr. Fernando Rodríguez, para quien -según las pruebas presentadas durante el debate-, el hecho quedó acreditado, por lo que solicitó la pena de cinco años de prisión.

“Los delitos contra la integridad sexual son delitos empaquetados, intramuros, en este caso tenemos dos testigos que coinciden en su testimonio, son quienes impidieron la consumación del acceso carnal”, manifestó.

Rodríguez hizo hincapié en que las declaraciones realizadas mediante Cámara Gesell por la víctima y por los testigos presenciales (todos menores de edad), fueron “totalmente” validadas por las profesionales que actuaron en la causa y que se trataron de relatos espontáneos, desestructurados, coincidentes y sin signos de fabulación.

En segundo lugar expresó sus alegatos la defensora de Menores Eugenia Schmid, quien adhirió a la calificación y a la valoración de pruebas realizada por el fiscal de Cámara. “Hay pruebas directas, testimoniales, el hecho sucedió tal como comentaron los niños”, sostuvo.

Por parte de la defensa, encabezada por los abogados Gustavo Federico Farías y Pablo José Prada Celi, se solicitó la absolución de su defendido por el beneficio de la duda, porque aseguró que “son notables las contradicciones que existen en los testimonios, hay inconsistencias”.

También cuestionó los criterios científicos de validación utilizados por las profesionales intervinientes, en los testimonios escuchados en Cámara Gesell. “No se constataron lesiones en el acusado, cuando supuestamente recibió golpes”, expresó en referencia a las acciones llevadas a cabo por los testigos para que el imputado dejara de atacar a la víctima.

“Los testimonios no son válidos. Entiendo que el hecho no está acreditado, los relatos son totalmente contradictorios. Asimismo, el examen pediátrico no constató lesiones de ningún tipo, en ninguna parte del cuerpo”, sostuvo el abogado defensor.

Debido a las particularidades de la causa y por tratarse de un delito de instancia privada en perjuicio de una persona menor de edad, no se consignan los datos identificatorios de los involucrados a fin de preservar la identidad de la víctima y su derecho a la intimidad, privacidad y confidencialidad.

× ¿Te ayudamos?