Le negaron la prisión domiciliaria a Ariel Rosendo

La semana pasada el senador Ariel Rosendo fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial luego de recibir el alta de la clínica donde estuvo internado por dos semanas y ampliar su declaración indagatoria en una audiencia. Ese mismo martes uno de sus abogados afirmó a medios locales que debía resolverse un pedido de excarcelación que habían presentado quince días antes.

Ayer, en un nuevo auto interlocutorio, el magistrado rechazó el pedido luego de considerar que las acciones del senador “hacen presumir que el mismo intentará eludir el accionar de la Justicia o entorpecer las investigaciones”.

“Resuelvo denegar y rechazar la aplicación del instituto de la excarcelación impetrada, y de la misma forma las condiciones morigeradas de prisión y/o prisión domiciliaria solicitadas subsidiariamente a favor del procesado Ariel Omar Rosendo, manteniendo el encarcelamiento preventivo oportunamente ordenado en la causa principal”, cita el texto.

Antes de que ingresara a prisión, los defensores de Rosendo recusaron al juez por sospechas de imparcialidad, pedido que deberá ser resuelto por la Cámara. La acusación se basa en dos conversaciones que habría mantenido Estrada con el acusado en el transcurso de la investigación, una realizada a través de su número privado y la otra en su despacho, donde lo citó sin presencia de abogados.

Rosendo está procesado por los delitos de “robo doblemente calificado por efracción o fractura y por ser en poblado y en banda”, “desobediencia a una orden judicial” y “violación de las medidas antiepidémicas en concurso real”. El 8 de septiembre se ordenó su detención preventiva y dos semanas más tarde el Senado aprobó su desafuero.