Licitó un 0km y no se lo entregan: ahora le deben un modelo nuevo y una millonaria indemnización

Un hombre de Villa Regina ganó la licitación de un plan de ahorro para comprar un auto cero kilómetro pero pasó casi un año sin que la concesionaria de Bahía Blanca le entregase el vehículo. A pesar de sus reiterados pedidos por correo electrónico y de su voluntad de resolver el conflicto a través de una mediación, finalmente debió iniciar una demanda civil para reclamar no sólo la entrega del auto sino también la indemnización por daño moral, daño punitivo y la aplicación de una multa prevista específicamente en el contrato de ahorro previo que no le fue respetado.

El Juzgado Civil N° 21 de Villa Regina, en un fallo que aún no está firme, condenó a la empresa de autoplanes Círculo de Inversores S.A. de Ahorro para Fines Determinados y a la concesionaria Graff Schwerdt Automotores S.A. a entregarle al cliente el modelo de Citroën que haya sustituido en el mercado al C3 Feel, ya que ese modelo licitado ya no se fabrica. La jueza otorgó a las empresas un plazo de 30 días hábiles para hacer entrega del vehículo y las condenó a asumir el mayor valor que pudiera tener el modelo de reemplazo.

En segundo lugar fijó una indemnización de 250.000 pesos por daño moral, a los que deberán sumarse los intereses acumulados desde que el hombre ganó la licitación, en 2018, hasta el momento en que efectivamente se realice el pago. En este rubro, la sentencia valoró una pericia psicológica que constató el cuadro de “depresión moderada” que sufrió el hombre a causa de los múltiples trastornos. La pericia asoció con el conflicto la “visión ruinosa y desesperanzada” del comprador, “con creciente rencor y rechazo, además de la percepción de injusticia; ansiedad, intranquilidad e impulsividad”.

El tercer rubro indemnizatorio fue el daño punitivo, que prosperó por un total de 900.000 pesos más intereses. Se trata de una multa específica de la Ley de Defensa del Consumidor que se aplica para disuadir a las empresas de lucrar mediante prácticas abusivas o violaciones contractuales en perjuicio de consumidores y usuarios. En este punto, la jueza tuvo por probado el incumplimiento contractual por falta de información y falta de colaboración de las empresas en la operatoria de retiro de la unidad. Llegó a esa conclusión porque el hombre presentó tres veces los formularios y documentos para concretar la entrega del coche y siempre le fueron rechazados con diversos argumentos, hasta que finalmente la empresa le anuló la adjudicación. “La anulación de la adjudicación es responsabilidad exclusiva de los accionados, quienes han informado al actor en forma poco veraz y completa, entorpeciendo el trámite con demoras injustificadas y exhorbitando el normal desarrollo de las obligaciones contractuales, omitiendo prestar la debida colaboración”, concluyó la titular del juzgado.

Fuente: Justicia Río Negro

× Whatsapp