Lilia Novillo se despidió del Superior Tribunal: “Todas mis acciones siempre estuvieron dirigidas a las personas”

“Creo en el destino de trascendencia, hemos sido creados para trascender y en este punto es donde siempre he trabajado; por eso quisiera expresarles mis afectos, mis cariños y un hasta pronto”. Con estas palabras y visiblemente emocionada, la presidenta del Superior Tribunal de Justicia de San Luis, Lilia Ana Novillo, cerró su mensaje de despedida del máximo órgano de justicia de la provincia.

Novillo, que desde la medianoche deja oficialmente sus funciones en el Poder Judicial, realizó un acto virtual debido a las medidas sanitarias dispuestas por la pandemia Covid-19, minutos después de las 10.30, para concluir su tarea.

En su último discurso, la ministra estuvo acompañada por el resto de los integrantes de la corte puntana; Jorge Levingston, Carolina Monte Riso y Cecilia Chada. También estuvo presente el Procurador General Luis Martínez.

En su alocución, Novillo hizo un repaso de las distintas iniciativas que impulsó desde el Superior Tribunal. “Todas mis acciones siempre estuvieron dirigidas a las personas, tanto las que componen el Poder Judicial como los justiciables para quienes nosotros trabajamos y le brindamos el servicio de justicia”, comentó la ministra.

La lista de actividades que mencionó en su mensaje fue el trabajo de casi una década, desde la creación del Programa Jueces en la Escuela hasta la firma de convenios con universidades de distintos países. Una serie de diapositivas ilustraban cada uno de los hechos que Novillo nombraba.

Entre otras acciones, también destacó la creación de la Oficina de Recepción de Denuncias y Departamento de Riesgo, las mejoras de las morgues judiciales; la inauguración del Departamento de Medicina Laboral, la inauguración de aulas judiciales, la implementación del Sumario Policial, la firma de convenios con organismos como la UBA, el CONICET, la Universidad Nacional de San Luis, la Universidad Católica de Cuyo y la Legislatura puntana.

También subrayó la realización de congresos y capacitaciones, como así también la aplicación de medidas tecnológicas para modernizar el servicio judicial, como por ejemplo la Subastas Electrónicas y la inclusión al Sistema de Gestión Catastral, entre otras.

“Se avizora un mundo nuevo y no está bien que por encima de las personas esté la economía o que los objetos estén por encima de la vida. No puede ser así. No podemos seguir en estas circunstancias. Por eso necesitamos generadores del cambio, que es la gente joven. Debemos lograr equipos de trabajo, donde la gente joven nos haga caminar hacia una vida mejor”, dijo hacia el final Novillo.

“No es justo que haya tanta desigualdad en el mundo, tanta discriminación; por eso creo que la juventud es la generadora del cambio. La gente mayor podemos ayudar, porque no se puede tirar la experiencia de la persona, pero les puedo asegurar que confío plenamente que vamos hacia un mundo mejor”, concluyó.

Luego de dar su mensaje de despedida, Novillo bajó las escaleras y se dirigió hacia el hall central del Palacio de Justicia donde recibió el cariño y saludo de empleados y funcionarios. Antes de atravesar la puerta central del edificio de calle 9 de julio, se despidió por última vez: “Hasta siempre”.