Lo capturan en Pilar, su esposa pagó el rescate pero apareció muerto en un arroyo

Un hombre de 41 años que había sido capturado por delincuentes que obligaron a su esposa a pagar una suma de dinero como rescate, en el partido bonaerense de Pilar, fue encontrado asesinado en un arroyo de José C. Paz.

Se trata de Ariel Robles, quien tenía antecedentes penales y era intensamente buscado desde hace varias horas, después de que la mujer radicara una denuncia debido a que no sabía nada sobre su paradero.

Todo comenzó el lunes al mediodía, cuando la víctima le dijo a su esposa que lo acompañara a la casa de un conocido suyo llamado Oscar, por lo que ambos se dirigieron a bordo de una camioneta Toyota. La pareja llegó a la vivienda ubicada en Rumania al 2900 de la localidad de Lagomarsino, en Pilar, pero el único que ingresó fue Robles, mientras su esposa se quedó dentro de la camioneta, según informaron fuentes judiciales y policiales a Télam.

Pasada media hora, una persona salió armada y obligó a la mujer a entrar al inmueble, donde vio que su marido estaba maniatado y tenía el rostro desfigurado tras recibir una golpiza. En ese momento, los delincuentes le exigieron que entregara dinero en efectivo a cambio de que sea liberado y, entonces, fue hasta su casa junto con uno de los captores.

La mujer les dio unos 30.000 pesos y algunos electrodomésticos, tras lo cual le avisaron que Robles iba a ser liberado para la medianoche. Sin embargo, pasadas las horas y al no recibir noticias de su esposo, la mujer fue al destacamento de Lagomarsino para denunciar lo ocurrido.

El fiscal de turno, Andrés Quintana, dispuso un allanamiento de urgencia en el marco de una causa que había sido caratulada como “privación ilegal de la libertad”.

La Policía detuvo allí a “Oscar”, de 34 años, y a dos mujeres de 24 y 26 años que estaban en la vivienda, aunque Robles no fue hallado.

Tras irradiar un alerta por la zona, los efectivos encontraron este marte por la tarde el cuerpo de Robles en un arroyo de José C. Paz. En tanto, el personal de Policía Científica continúa con los peritajes correspondientes y en las próximas horas se realizará la autopsia.

De esta manera, el fiscal Quintana recaratulará la causa como “robo agravado y homicidio criminis causa” y el miércoles indagarán a los tres sospechosos, dijeron las fuentes judiciales.

Los investigadores sospechan que el móvil del crimen está relacionado con una deuda económica producto de algún hecho ilícito, ya sea por venta de drogas o por el botín mal repartido que había sido obtenido de algún robo.

Fuente: Minuto Uno

× Whatsapp