Lo condenaron a prisión perpetua por el femicidio de su madre

Un hombre de 40 años fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de su madre María Esther Díaz cometido en junio de 2018 en una vivienda de barrio San Francisquito, en la ciudad de Rosario. La decisión la tomó el tribunal que presidió el juicio oral y público integrado por la magistradas Patricia Bilotta junto a los jueces Hernán Postma y Héctor Núñez Cartelle.

La mañana del sábado 23 de junio de 2018 los vecinos de la casa de Iriondo al 2700 escucharon a Jorge Damián Moreno, de 40 años, pedir auxilio. El acusado –que habitaba una vivienda frente a la de su madre– dijo que como no le contestaba, saltó el tapial y al asomarse por una ventana la vio tirada en el piso. Para las 11.30, la cuadra se llenó de policías y los investigadores determinaron que la mujer había sido asesinada por golpes y asfixia mecánica.

Tras algunas averiguaciones, Moreno fue detenido. Es que, los pesquisas encontraron colillas de cigarrillos de la marca que fumaba el sospechoso en la casa de María Esther Díaz, una modista de 61 años, y huellas de una zapatilla que coincidió con la suela del calzado del hombre.

Los fiscales Alejandro Ferlazzo y Matías Ocariz lo acusaron por el crimen, entendieron que le efectuó diversos golpes a la mujer y le causó la muerte por asfixia mecánica por estrangulamiento. Pidieron la pena máxima del Código Penal por el delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar un contexto de genero (femicidio), lesiones graves y portación ilegal de arma de fuego de guerra.

Explicaron que el crimen fue cometido en contexto de violencia de género ya que el imputado convivió con la víctima en el mismo domicilio teniendo conductas de violencia física, psicológica y física hacia la misma.

Otros hechos

Los fiscales además lo acusaron por otros hechos delictivos. Uno de ellos fue cometido el 21 noviembre de 2016 a las 14.35 en la zona de Ayacucho y Mendoza cuando iba al mando de un vehículo Volkswagen Bora al que conducía en forma temeraria y un transeúnte le recriminó una maniobra. Moreno lo insultó y le pegó una piña en la cara que le produjo una fractura de tabique.

El otro hecho fue la tarde del 5 de noviembre de 2017 en Callao al 1600 cuando Moreno iba al mando de una moto que conducía en forma temeraria y fue detenido por personal policial que al registrarlo le encontró un arma de fuego calibre 32.

Tras el debate los jueces dieron a conocer este martes el veredicto y condenaron a Jorge Damián Moreno a la pena de prisión perpetua.

Fuente: El Ciudadano y La Región

× Whatsapp