“Lo ideal sería que el 70% de la población esté vacunada antes de la llegada de la segunda ola”

Cristian Cano, epidemiólogo y profesor de Epidemiología de la Universidad Católica de Cuyo, afirmó que sería “ideal” que al menos el 70 por ciento de la población comprendida dentro de los grupos de riesgo llegue vacunada a la posible “segunda ola” en el país.

Audio: Cristian Cano, epidemiólogo

Cano, también jefe del Programa Gobierno Abierto del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia, resaltó que, de momento, hay un elevado número de inscriptos en San Luis para recibir la inmunización, luego de la reticencia inicial cuando se lanzó la campaña.

“Había dudas con la vacuna Sputnik, después de la publicación de The Lancet hubo un aluvión de inscripción para vacunación. Después la gente tomó más confianza con lo que está pasando en otras partes del mundo”, explicó el médico.

Cano también se refirió a la decisión que toman algunas provincias de postergar la aplicación de la segunda dosis, por la falta de disponibilidad de vacunas en el país.

“Con las primeras dosis, algunas de las vacunas podrían brindar una elevación de anticuerpos efectivas para prevenir la infección por coronavirus, incluso la muerte, pero no se sabe qué pasaría si no se dan las segundas dosis”, detalló.

De todas maneras, resaltó que “todas las vacunas necesitan la segunda dosis, pero en el caso de la Sputnik hay estudios que reflejan que los pacientes que tuvieron Covid con una sola dosis tienen 8 veces más anticuerpos que los que no tuvieron y reciben las dos dosis”.

Sobre la postergación de la aplicación de la segunda dosis, el especialista indicó que “hay algo de evidencia: Inglaterra está posponiendo hasta 12 semanas la aplicación de la segunda dosis, el problema es que no se sabe más allá. Al no completar la inmunidad total le das la posibilidad de mutación, el virus puede tener escapes inmunológicos”.

El principal inconveniente, analizó Cano, es que “no hay vacunas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la brutal inequidad que hay para comprar vacunas”. En este sentido, el organismo advirtió que las potencias se quedan con un número superior de vacunas a las que pueden necesitar por el momento, mientras que los estados más pobres tienen serios problemas para conseguir las dosis.

Por otra parte, el profesor universitario insistió: “Las vacunas nos dan la posibilidad de no terminar con cuadros graves o fallecer. Todas las vacunas”.

Y remarcó que las personas que integran los grupos de riesgo también deben darse las vacunas antigripal y antineumocócica, 14 días después de recibir la inmunización contra el Coronavirus.